En búsqueda de aumentar la recaudación estatal de impuestos, el Congreso del Estado aprobó la modificación al impuesto sobre nóminas (ISN) y aplicar el impuesto de Hospedaje y Casinos.

El Impuesto sobre la nómina refiere al monto total de pagos realizados a sus trabajadores, menos la cantidad equivalente a 8 veces el Salario Mínimo vigente. Es decir, todos los ingresos por nómina, horas extras, bonos, aguinaldos, comisiones o primas.

Este impuesto pasará del 2.5% al 3%, ubicándose como el duodécimo estado con esta tarifa de impuesto, misma que es la máxima en el país, cuando durante 2019, la media nacional se ubica en 2.37%.

Asimismo se aprobó la implementación del Impuesto sobre el hospedaje, en el cual Puebla era el único Estado de la República que no lo implementaba desde 2018.

El gravamen sobre el hospedaje también se ubicará en el 3% y aplicará para plataformas digitales como Booking y Airbnb.

Asimismo, se formalizó el regreso del Impuesto sobre Realización de Juegos con Apuestas y Sorteos, el cual representará un gravamen del 6% a una industria que crece poco a poco en el estado poblano.

Actualmente en la capital poblana, al menos 10 casinos operan en los mayores centros comerciales, con una gran afluencia de apostadores.

Con estas modificaciones, el Gobierno Estatal pretende realizar en 2020 una recaudación de 3.57% más con relación a los impuestos recabados en el ejercicio 2019.

 

 

__

POB/RPC