El Congreso de Puebla se ha propuesto sancionar con prisión y multas a quien preste el servicio público de transporte o servicio mercantil sin contar con el permiso de operación.

Así, se propone reformar el artículo 190 bis del Código Penal para que la sanción se eleve de 3 a 5 años de prisión y se impongan multas de 300 a 500 Unidades de Medida y Actualización (UMA), aproximadamente de 25,344 a 42,240 pesos.

También se contempla suspender de 1 a 5 años la licencia de conductor, pero en caso de reincidencia, se suspenderá de manera definitiva.

La iniciativa de ley fue presentada este lunes durante la sesión ordinaria del Congreso por el diputado Jonathan Collantes Cabañas.

 

 


POB/LFJ