Tras la contingencia ambiental que sufrió la ciudad de Puebla el pasado mes de mayo, los ojos de los poblanos han estado fijos a las medidas ambientales que se han tomado en el estado.

Desafortunadamente, las acciones desde mayo han sido prácticamente nulas. Recientemente se presentó una iniciativa por parte de un colectivo poblano, buscando generar un plan estatal en caso de presentarse una nueva contingencia ambiental.

El monitoreo de la calidad del aire se realiza a través del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, el cual posee 5 unidades de monitoreo de calidad del aire en la zona metropolitana de Puebla.

Durante este miércoles, la estación ubicada en el Parque de las Ninfas en la Colonia Santiago mostró altos niveles de partículas contaminantes, aunque dentro de los límites normados.

Captura de Pantalla

Este jueves, desde tempranas horas de la mañana, la visibilidad era nula, los volcanes no se percibían ante una cortina de contaminantes que recaían en el valle de Puebla, y una de las estaciones, la del Parque de las Ninfas registraba niveles de contaminación superiores a la norma.

Captura de pantalla

De acuerdo a los datos recabados a las 11 de la mañana, la partícula contaminante PM10 rebasa los límites normados en la capital poblana.

Desde el inicio de la semana, las mediciones de las diferentes partículas han ido incrementando, y de no mejorar la calidad del aire, la ciudad podría enfrentarse a una nueva contingencia ambiental.

Las partículas PM 10 generan problemas en el sistema respiratorio y están formadas por compuestos inorgánicos como silicatos y aluminatos, los cuales son nocivos para la salud.

Foto tomada este jueves 21 de noviembre de la contaminación en Puebla. Foto: Agencia Enfoque
Foto tomada este jueves 21 de noviembre de la contaminación en Puebla. Foto: Agencia Enfoque

 

__

POB/RPC