#ManuVive: El automovilista es quien lleva el arma mortal

A un año de la muerte de Emmanuel Vara, su familia ha creado la asociación civil Manu Vive, con la que pretenden dar apoyo a víctimas por atropellamiento.

En la casa de Emmanuel Vara Zenteno hay un altar a su memoria. Las fotos presentan un breve resumen de lo que fue su vida. Entre los retratos sobresale una bicicleta blanca, como aquella que fue colocada en el lugar donde murió.

Hace un año, el 21 de noviembre de 2018, el activista por los derechos de peatones y ciclistas murió atropellado por un autobús en la 11 sur y la 4 poniente, en la ciudad de Puebla. La mañana de ese día, Emmanuel “Manu”, se dirigía a su trabajo en el Ayuntamiento de Puebla, era el director de la Gestión de Movilidad.

La muerte de Manu sacudió a Puebla y México.

A 365 días del accidente, Luz del Carmen Zenteno, su madre, platica con Poblanerías sobre la lucha que han emprendido para que casos como el de Emmanuel no se repitan. Por eso, en un colectivo con amigos y seres queridos, han creado la Asociación Civil “Manu Vive”, enfocada a dar apoyo y orientación a víctimas de atropellamiento.

#ManuVive

La partida de Emmanuel ha dado un nuevo significado a la vida de sus familiares y amigos, quienes consideran suya la lucha que él emprendió.

Luz del Carmen trae consigo el dije plateado en forma de bicicleta que Manu siempre cargaba. Frente a la cámara, recuerda con sentimiento los anhelos que su hijo les expresaba para hacer una ciudad humana, describiéndolo como un idealista y soñador. “Nosotros lo veíamos desde la barrera, como los toros”, comenta.

Para ellos, la muerte se convirtió en un legado que los ha llevado hasta el Senado de la República para impulsar la Ley General de Seguridad Vial que busca reducir al mínimo las muertes de tránsito en México, a través de políticas públicas que consideren a la bicicleta un medio de transporte prioritario.

Foto: Juan Carlos Sánchez

En estas circunstancias, la senadora suplente Laura Ballesteros ofreció a la familia Vara Zenteno la constitución de una Asociación Civil que apoye a las víctimas de atropellamientos viales. De esta manera nace Manu Vive A.C., cuyo principal objetivo se enfocará en crear la Red Nacional de Víctimas de hechos viales.


Es increíble que hay 16 mil muertos al año y no hay un registro confiable de muertes viales. Nosotros nos daremos a la tarea, a través de redes sociales, de la página o publicar que si alguien conoce a una persona que falleció su familiar, se registre.


En la entrevista, Andrea Vara Zenteno, hermana de Manu, explicó que la asociación civil también tendrá orientación y acompañamiento legal para todas las personas que hayan perdido a un ser querido por atropellamiento.

Para ella, el proceso legal por la muerte de su hermano fue desgastante. Los ocho meses que duró, la familia pasó entre papeleo, encuestas, recolección de testimonios, aportación de pruebas, audiencias, entre otros trámites. “No queremos que nadie más vuelva a pasar lo que nosotros”.

Foto: Juan Carlos Sánchez

Los choferes, las otras víctimas

En junio 2019, el proceso jurídico por el atropellamiento finalizó. El caso fue cerrado al llegar a un acuerdo reparatorio y eso dio paso a la liberación del chofer que, con 19 años de edad, fue responsable material de la muerte de Manu.

Sin embargo, contrario a lo que pudiera imaginarse, la familia considera que el chofer del autobús es una víctima más del sistema de transporte público fallido.


El chofer está, digamos en este caso, consciente del error que cometió. Yo como mamá te puedo decir que a un muchacho de 19 años no le puedes pedir demasiada responsabilidad. Sin embargo, está dispuesto a colaborar con nosotros dando su testimonio y eso tiene más valor que si estuviera en la cárcel.


 

La familia considera que la justicia llegará cuando el sistema hombre-camión migre al modelo empresa-camión, pues bajo este concepto, se pueden garantizar mejores condiciones tanto para los choferes como para los usuarios del transporte público.

Además, apelan a la “voluntad política” de las autoridades para que, en sus facultades, puedan hacer una vigilancia estricta sobre la infraestructura y movilidad de las ciudades, con el objetivo de proteger de la vida y la integridad física de las personas en sus desplazamientos por las vías públicas.

Foto: Juan Carlos Sánchez

Este 22 de noviembre, a las 8 de la noche, la familia y amigos de Emmanuel colocarán una placa sobre la 11 Sur y 4 poniente, por el año de su fallecimiento. Posteriormente, realizarán una rodada por el Centro Histórico de Puebla.

Ni una muerte vial

El municipio de Puebla es, a nivel nacional, el segundo lugar con más atropellamientos de ciclistas y peatones según el conteo de la organización “#ManuVive, ni una muerte vial”, integrada por amigos de Emmanuel Vara.

Hasta el 31 de agosto, en el estado de Puebla se habían registrado 90 atropellamientos –32 ocurrieron en la capital– situando a la entidad como la quinta más peligrosa a nivel nacional.

La organización indica que, durante 2019, se han registrado 1,763 atropellamientos; los estados con más fallecidos son: Estado de México (132); Guanajuato (127); Ciudad de México (114); Veracruz (105); Puebla (90); Chihuahua (82); Tamaulipas (82); Nuevo León (76); Jalisco (73); y Sinaloa (65).

Por zona metropolitana, el Valle de México, Monterrey, Puebla, Guadalajara y Toluca, son las que más casos registran.


POB/LFJ