México se convirtió en el primer país del mundo en recibir la validación por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por haber eliminado la rabia transmitida por el perro como problema de salud pública.

De acuerdo a la OMS, con acciones como las campañas de vacunación de perros masivas y gratuitas; la vigilancia continua, el diagnóstico oportuno y la disponibilidad de la profilaxis, México pudo lograr la eliminación de la rabia.

México pasó de registrar 60 casos de rabia por perros en personas en 1990, a tres casos en 1999 y cero casos desde el 2006. Los últimos dos casos de rabia humana transmitida por el perro ocurrieron en dos personas del Estado de México atacadas en 2005 y que presentaron síntomas en 2006.

Se considera que un país está libre de rabia tras dos años de no registrar transmisión a humanos. Sin embargo, no existía hasta ahora un proceso para validar el logro de esta meta, algo que fue desarrollado por la Organización Panamericana de la Salud en coordinación con la Organización Mundial de la Salud. México fue el primer país del mundo en iniciarlo en diciembre de 2016.

El proceso de validación fue amplio e incluyó la conformación de un grupo de expertos internacionales independientes que visitó México en 2018 para revisar el expediente y comprobar que el país cumplía con todos los requisitos. En setiembre de 2019, el grupo recomendó validar la eliminación.

La rabia es una enfermedad vírica infecciosa que acaba siendo mortal en casi todos los casos una vez que han aparecido los síntomas clínicos.

En hasta el 99% de los casos humanos, el virus es transmitido por perros domésticos. No obstante, la enfermedad afecta a animales tanto domésticos como salvajes y se propaga a las personas normalmente por la saliva a través de mordeduras o arañazos.

La OMS señala que la rabia causa 60 mil muertes cada año, principalmente en Asia y África.

 

 


POB/LFJ