Desde hace más de un mes, Felipe Patjane Martínez, presidente municipal de Tehuacán, dejó de tener apariciones públicas.

El último evento que encabezó fue su primer informe de gobierno, a mediados de octubre. En esa ocasión, Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, como invitado al informe, le reprochó haber “quebrado” la administración, de haber “fallado” al contratar a funcionarios ligados al PRI y PAN y señaló un “faltante” de 120 millones de pesos.

Tras esa declaración, el Ayuntamiento admitió atravesar “por una situación” que debía “resolverse” y que era “tiempo de una autocrítica para redoblar esfuerzos”.

Sin embargo, el edil disminuyó su presencia pública y las actividades. La última aparición pública fue el 17 de octubre, cuando acudió como invitado al Festival Étnico en la inauguración de la temporada de mole de caderas.

Su ausencia coincidió con las solicitudes de revocación de mandato que se habían presentado ante el Congreso local y las posturas de oposición dentro del Cabildo.

Felipe “El Ausente”

En una revisión hecha por Poblanerías a los comunicados de prensa y noticias del Ayuntamiento, se observa que desde septiembre, el alcalde dejó de encabezar eventos e informar a la sociedad sobre las acciones de gobierno llevadas a cabo.

En los eventos más recientes, el Ayuntamiento informó que en noviembre llevó a cabo la entrega de aparatos ortopédicos, el sorteo del Servicio Militar y la celebración del Día del Bombero. En ninguno de estos eventos estuvo presente el alcalde.

El último comunicado de prensa publicado es la postura del Ayuntamiento ante la detención de Patjane, donde señala que la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha comunicado de manera oficial su situación jurídica.

Previamente, en un boletín del 8 de noviembre, el Ayuntamiento de Tehuacán justificó que la ausencia del alcalde en actos públicos o en el Palacio Municipal se debía a “actividades y citas previamente agendadas” que habían requerido su presencia en temas relacionados con gestiones que buscan el beneficio del municipio”, asegurando que en ningún momento las actividades se habían detenido y que todo se desarrollaba de manera normal.

Ese mismo día, Felipe Patjane acudió al Palacio Municipal donde tuvo una reunión con el Cabildo y ofreció una conferencia de prensa, donde aseguró que seguiría la frente de la administración.

Sin embargo, ni en la página del Ayuntamiento ni en las redes sociales hay información relacionada ni se explican las supuestas actividades agendadas y que serían la causa de su ausencia en Palacio Municipal.

Por casi tres semanas, de acuerdo a la información que se despliega en su página web, Felipe Patjane no realizó ninguna actividad relacionada con su gestión.

Conflictos y revocación de mandato

Desde junio pasado, ocho de once regidores formaron “un frente” en contra del alcalde y reestructuraron las comisiones del Cabildo.

Posteriormente, el 9 de octubre, el Instituto de Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim) de Tehuacán solicitó al Congreso local, analizar y tramitar la revocación de mandato del presidente municipal, regidores y síndicos, argumentando que dentro del Ayuntamiento hay irregularidades en la información así como contradicciones públicas, mal uso de recursos públicos, conflictos internos y limitaciones que han generado la “nula inclusión ciudadana” en la toma de decisiones.

A inicios de noviembre, los conflictos internos –por parte de regidores– regresaron ante la ausencia del alcalde a las sesiones de Cabildo; aunque, según la síndico Laura Virginia Gallegos Sánchez, dichas faltas estaban justificadas.

No obstante, los regidores aprobaron nombrar una comisión ante la falta del presidente para suplir algunas de sus responsabilidades.

Así, el 6 de noviembre, diez de los once regidores de Cabildo solicitaron al Congreso local la revocación de mandato, acusando a Patjane de haber usurpado funciones al despedir a funcionarios de primer nivel como: María Elena Siliceo, Tesorera; Alejandro Guerrero, secretario General del Ayuntamiento; y a Víctor Ricardo Valladares, Contralor.

Los regidores señalan que, de acuerdo con la Ley Orgánica Municipal, la destitución de funcionarios corresponde exclusivamente al Cabildo, por eso, los despidos no tienen validez jurídica. Además, aseguraron haber interpuesto denuncias por probables hechos delictuosos.

Aunado a esto, la síndico Laura Virginia Gallegos Sánchez presentó ante la FGE una denuncia contra quien resulte responsable por irregularidades detectadas en auditorías internas realizadas a diversas áreas del Ayuntamiento de Tehuacán.

En la fecha que ingresó la solicitud de los regidores, Gabriel Biestro, presidente del Congreso local, consideró que la situación en Tehuacán era “insostenible” y opinó que los alcaldes que incumplan con sus compromisos “se tienen que ir”.

Una semana después, Felipe Patjane fue detenido en el Aeropierto de la Ciudad de México por elementos de la Fiscalía General del Estado, por el delito de Uso ilícito de funciones y atribuciones.

 

 

 


POB/LFJ