ANÁLISIS: Marihuana, el sueño y la abstinencia

El THC reduce la cantidad de tiempo que una persona pasa en el sueño REM.

juan-ma-banner

La marihuana, dentro de sus múltiples usos, puede ser utilizada para tratar el insomnio, apnea del sueño y estrés post traumático (PTSD por sus siglas en inglés).

Esto se debe a que los compuestos en la marihuana –conocidos como cannabinoides– imitan la actividad de los químicos que se encuentran naturalmente en el cerebro. Estas sustancias químicas y sus vías biológicas conforman el sistema endocannabinoide del cuerpo, que es responsable de regular el sueño, entre otras funciones.

El ciclo de sueño-vigilia incluye cinco etapas, cada una progresivamente más profunda que la anterior y ciclo se repite varias veces durante la noche.

Cuando se consume marihuana, los cannabinoides como el THC y el CBD actúan sobre el cerebro para cambiar el ciclo de sueño-vigilia; esto puede afectar la progresión y la duración de estos ciclos, cambiando la forma en que duermes.

Hay estudios que muestran que el THC puede aumentar la cantidad de sueño de onda lenta, también conocido como sueño profundo, que una persona experimenta durante su sueño.

Esto puede ser algo bueno, ya que se cree que el sueño profundo juega un papel importante en el proceso de restauración que ocurre durante el sueño.

Etapa REM y abstinencia

La marihuana afecta la etapa de movimiento ocular rápido del ciclo del sueño (REM por sus siglas en inglés). Esta es la etapa donde se produce el sueño. Los recuerdos también se consolidan durante esta etapa del sueño y es difícil despertarse durante este tiempo.

El THC reduce la cantidad de tiempo que una persona pasa en el sueño REM. De hecho, muchas personas que fuman marihuana antes de ir a dormir han mencionado que no sueñan.

Cuando se presenta un proceso de abstinencia, se presenta un "efecto de rebote" con más actividad REM. Esto explica por qué es común que los usuarios de marihuana experimentan una avalancha de sueños cuando dejan de fumar.

La importancia de la etapa REM y el sueño profundo

Si bien las personas sanas deben evitar tomar sustancias que alteran su sueño, no está claro si el efecto de la marihuana en el sueño REM es realmente dañino. De hecho, los expertos aún no están seguros de por qué necesitamos el sueño REM.

Por otro lado, se cree que el sueño profundo es la etapa de sueño más importante para reparar y restaurar el cuerpo. Del mismo modo, los estudios muestran que, cuando se le priva del sueño, el cerebro prioriza el sueño profundo sobre el sueño REM.

¿Hay un lado negativo?

Un estudio de 2016 encontró que los usuarios diarios de marihuana en realidad obtuvieron puntajes más altos en las medidas de insomnio y trastornos del sueño que aquellos que usaban marihuana ocasionalmente.

Los usuarios menos frecuentes informaron que usaban marihuana por la noche. Los grandes consumidores señalaron que usaban marihuana varias veces al día y tenían una mayor probabilidad de perturbar el sueño.

No está claro si las personas que ya tienen problemas para dormir tienden a consumir más marihuana, o si la marihuana es en realidad la fuente de sus problemas para dormir.

En otras palabras, los resultados pueden reflejar personas con problemas para dormir simplemente usando marihuana para automedicarse.

Sin embargo, se ha sugerido que la marihuana, en realidad, puede empeorar el insomnio.

Una investigación realizada en 2014 encontró que las personas que usaban marihuana temprano en la vida eran más propensas a tener problemas de sueño más adelante. Alrededor del 42% de los usuarios diarios de marihuana experimentaron trastornos del sueño cuando dejaron de fumar.

Pueden contactarme en: [email protected] y en Twitter, a través de:

Juan Manuel Vargas Alvarez es un periodista en proceso de formación. Estudia la licenciatura en comunicación y ha cubierto elecciones en los tres niveles, justas deportivas, tomas de posesión, manifestaciones, desalojos y varios eventos de manera multimedia.

--
POB/LFJ