Las fiestas por Navidad y Año Nuevo no solo traen momentos de felicidad, sino el riesgo de aumentar entre cuatro y seis kilos de peso.

Entre pavo, bacalao, tamales, pierna, ponche, sidra, ensalada, dulces y refrescos, es complicado mantener una alimentación balanceada y sana.

Incluso, nutriólogos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aseguran que después del Guadalupe-Reyes, las personas que no cuidaron su alimentación suelen terminar –en promedio– con 4 kilos de más; en el peor de los casos, puede ser entre 8 y 10.

Así que, si quieres disfrutar, pero con medida, de estas fiestas, puedes seguir los siguientes consejos:

1. Come despacio, el cuerpo te dará la señal de que te sientes satisfecho a tiempo.

2. No fuerces tu capacidad de comer más, esto solo hará que tu estomago se agrande y a la larga se llene con más comida.

3. Si te excediste en una comida, trata de comer menos en la siguiente ocasión.

4. Para contrarrestar este aumento de peso, planifica horarios para hacer ejercicio. Puedes conseguir a un amigo para que juntos sea más sencillo ejercitarse.

5. Prepara un platillo saludable para tu reunión navideña. Prueba con ensaladas, crema de verduras, mariscos y frutos secos.

 

 

--
POB/JMVA