Durante el primer trimestre de 2020, el Ayuntamiento de Puebla tomará control del servicio de arrastre por parte de grúas en la capital, para lo cual, ya han comenzado el proceso de adquisición de los vehículos y la contratación del personal que las operará.

De acuerdo a la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera, los usuarios se han quejado por los altos costos y prácticas de corrupción por parte de las tres empresas que actualmente brindan el servicio.

Actualmente, Antorcha Campesina, DOAMA y DEA son las tres empresas que brindan el servicio de grúas en la capital para trasladar aquellos vehículos que sufren algún percance automovilístico o son detenidos en algún control vehicular.

El municipio comprará a través de licitación 15 grúas, con las cuales esperan recuperar la inversión en menos de un año y medio, lo cual le permitirá generar recursos propios para la ejecución en proyectos municipales.

De acuerdo a cifras de INEGI, en la entidad poblana se registraron 7,577 percances automovilísticos durante 2018.

 

__

POB/RPC