Los policías de la capital poblana recibirán pistolas eléctricas conocidas como taser para ejercer sus labores y contar con un arma no letal para la detención de delincuentes en la capital.

Este tipo de pistolas están diseñadas para incapacitar a una persona mediante descargas eléctricas que imitan las señales nerviosas y por tanto confunde a los músculos motores como las piernas y brazos, con lo que se busca que los delincuentes no huyan tras la realización de un delito.

La presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera anunció que se dotará de 1,000 pistolas de esta variante a los uniformados municipales.

Previo al uso de este tipo de pistolas, los uniformados deberán recibir capacitación para utilizarlas. Puebla es la primera ciudad en el país en utilizar este tipo de armas para las fuerzas públicas, aunque por el momento se tratará de una prueba piloto.

¿Qué países utilizan las pistolas eléctricas?

Diversos países en Europa utilizan estas armas como parte del equipamiento de sus fuerzas policiales, en Francia se utilizan desde 2010 tras la muerte de una oficial en labores.

En Finlandia policías usan tásers desde 2005, Austria inauguró un protocolo para su uso en 2006. Desde 2008, en Alemania está prohibido su uso y únicamente lo portan elementos especiales del SWAT. Asimismo, en Inglaterra y Gales se formalizó el uso de estas armas para los oficiales tras un periodo de prueba en 2008.

En República Checa, la portación de pistolas eléctricas es permitida para ser usada en defensa propia. En diversas demarcaciones de los Estados Unidos es legal su portación como Nueva York o California.

A pesar de ello, hay ciudades como Chicago, Crawford o Washington D.C. donde se encuentra prohibida su portación y uso.

 

 

__

POB/RPC