La inseguridad del transporte público para las mujeres en Puebla

El transporte público se ha convertido en una amenaza para las poblanas que necesitan movilizarse por la ciudad.

El transporte público en Puebla, representa el mayor medio en el que la población se mueve todos los días. El estado de las unidades siempre ha sido tema recurrente a denuncias ciudadanas, en relación al precio que tiene para su servicio.

Diariamente se reportan asaltos con violencia y robos en las unidades, en distintos medios de comunicación y redes sociales. Aunado a esto, el acoso dentro del transporte, principalmente de hombres hacia mujeres.


Para Claudia Orea, presidenta del Consejo de la Participación Ciudadana de Movilidad del Ayuntamiento de Puebla, el transporte público se define en tres palabras: deficiente, indigno e inseguro: «un viaje en el transporte público poblano se sufre», afirma.

De acuerdo con la psicóloga Umi Choda, para que algo califique como un abuso debe transgredir los límites del otro; ejemplifica con un acto que muchos negarían como abuso, los piropos, y refiere que al no haber consentimiento por parte de quien los recibe, estos califican como abuso.

Entre otras situaciones que son consideradas abuso, Choda refiere un comentario incomodo, un tocamiento, una exhibición, una eyaculación y por último una violación.

Además, agrega que este tipo de abusos suceden de manera recurrente en las calles y en el transporte público.

Testimonios de abusos

Una situación que llevó a Claudia a tener muy presente la cultura de la denuncia, fue cuando a sus 18 años en una unidad del transporte público, un señor le tocó la entrepierna, ella considera que debido a su edad y la falta de empoderamiento que le ha dado el ser feminista, no supo como reaccionar ante la situación.

Tiempo después, relata que vio una publicación en la que una chica narraba el mismo suceso, el cual incluía una fotografía del agresor. Orea comenta que en ese momento se sintió culpable por no haber hecho algo cuando le sucedió.

Entre los abusos que Claudia recuerda como los más repetitivos, se encuentran miradas invasivas y comentarios inapropiados sobre su cuerpo.

Por su parte, «Karina» viajaba en un microbus con su mamá, cuando se percataron de que un hombre se había desabrochado el pantalón y restregaba el pene contra una niña de 16 años.

Comenta que, de no haber sido porque su mamá traía un estuche de costura e intervino picando al hombre en el abdomen y gritando, la gente no hubiera reaccionado.

A pesar de que detuvieron al hombre, los policías lo soltaron alegando que “padecía de sus facultades mentales”.

En entrevista, Claudia Orea citó los datos de un estudio realizado en Ciudad de México en los se revela que por 15 minutos que una mujer esté en el transporte público, tiene un 28% de probabilidad de que la acosen; la probabilidad incrementa a 53% si pasa 2 horas.

A mayor tiempo en el transporte público, una mujer tiene mas probabilidades de sufrir un abuso.

Denuncia como acto vital

Tanto Claudia Orea como Umi Choda, consideran de vital importancia que se denuncie cualquier tipo de abuso. Para la Presidenta del Consejo de la Participación Ciudadana de Movilidad, esto ayuda a que las cifras sean acertadas y se visibilice el problema.

Por su parte, para Choda, el que un abusador sea exhibido, puede derivar en que ese tipo de conductas se detengan.

Orea aconseja que exista comunicación entre aquellas mujeres que han sufrido o sufren un abuso, además de la creación de un entorno seguro entre las usuarias de transporte.

Choda refiere el apoyo a través de la exhibición, pues ya con ello no solo es la denuncia, sino que hay pruebas. Además de concretar los temas de comunicación y entorno seguro en lo que determina como una “red de apoyo”. Hace hincapié en que se debe confiar en los sistemas de justicia para que estos puedan funcionar.

 

 


La investigación de este contenido, así como la producción del video, fueron realizadas por Evlyn Chayban, como parte de un ejercicio periodístico universitario. Para ver el video completo, clic aquí.

 

 

 


POB/RPC