¿Alguien dijo Cuesta de Enero? Sí, sabemos que luego de la euforia decembrina viene ese momento de resaca financiera para muchos mexicanos, el cual experimentamos después de posadas, compras, cenas, intercambios, vacaciones y fiestas, luego de haber gastado como si no hubiera un mañana.

Y es que de acuerdo con los datos de Parametría, actualmente, 1 de cada 3 mexicanos tiene dificultades para hacer frente a este periodo de complicaciones económicas, que muchas veces no sólo afectan a una persona, sino a las finanzas de toda la familia, por lo que se tiene que recurrir a medidas extremas como el empeño o los préstamos exprés.

De acuerdo con la Secretaría de Economía, el aguinaldo es una prestación que debe pagarse antes del 20 de diciembre de cada año y consiste en mínimo 15 días de salario diario.

Este recurso es una oportunidad para liquidar deudas, ahorrar o invertir. Para ello, una recomendación es destinar entre 20 y 50% del aguinaldo a estas acciones. En caso de no hacerlo, se sugiere al menos no comprometer más del 35% del total percibido.

Mucha gente utiliza el aguinaldo para afrontar los gastos de fin de año, pero si bien es un dinero extra de lo que recibes cada quincena, es importante que tomes tus precauciones y no permitas que el esfuerzo de todo un año se esfume por la euforia navideña.

Por ello, Poblanerías en línea te deja unas recomendaciones para que puedas aprovechar tu aguinaldo.

Lo primero que tienes que hacer es un presupuesto, donde podrás ordenar tus ingresos y gastos, facilitando planear tus finanzas.

Ya con una idea clara sobre tus finanzas, divide en tres tu aguinaldo: pagar deudas, ahorro y compras.

Analiza tu adeudo total, si únicamente tienes una deuda, busca saldarla en un solo pago. Pero si tienes varias, deberás realizar considerar el monto, la tasa de interés y el tiempo que tienes para pagarla.

En caso de que sea grave, acércate a la institución financiera, explica tu situación y deseo de pagar; las instituciones suelen ofrecer alternativas que te beneficien.

Si a lo largo del año no ahorraste, puedes utilizar tu aguinaldo para comenzar a hacerlo, el punto es destinar de forma constante la misma cantidad a este rubro.

Una vez que hayas cubierto deudas y ahorro, puedes avanzar a las compras.

Para estas, deberás volverte un comprador inteligente. No hagas compras impulsivas y busca siempre comparar precios y características; recuerda que muchos establecimientos suben el precio de los artículos de temporada.

Cuídate de “ofertas” y “compras a meses sin intereses”, pues cualquiera con “dinero extra” vería esto como una oportunidad. No es así. También debes estar alerta de los intercambios excesivos, recurre a tu presupuesto.

Si piensas hacer compras por internet asegúrate que el sitio cuenta con el protocolo de seguridad https:// y un candado cerrado en la barra de direcciones.

Por último, para buscar aprovechar o incluso incrementar tu aguinaldo, trata de invertir. Deposita en tu cuenta de Afore, invierte en Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes) o en un fondo de inversión.

No olvides que enero puede ser un mes como cualquier otro. La clave está en administrar tu aguinaldo con inteligencia.

 

--
POB/JMVA