Nota del editor: Este contenido fue publicado originalmente en Chequeado, y
Poblanerías lo reproduce con autorización expresa de sus autores.

Traducción: Lucía Martínez

El brote conocido como “Coronavirus” causó más de 100 muertes y 4 mil 500 personas infectadas, la mayoría de ellas en China, de acuerdo con los últimos datos disponibles.

El virus que comenzó a esparcirse en la ciudad china de Wuhan es una nueva cepa de los Coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano, según explica la Organización Mundial de la Salud.

Con el objetivo de luchar contra la desinformación, la Red Internacional de Fact Checking (IFCN, por sus siglas en inglés) coordinó la colaboración entre distintos verificadores de datos alrededor del mundo. A continuación, traducimos una verificación realizada por Health Feedback, un sitio especializado en salud y medicina, que analizó el vínculo entre el consumo de una sopa de murciélagos y este brote, una versión que fue publicada por medios de distintos países.

La versión que indica que el brote de coronavirus que se inició en Wuhan (China) surgió después de que personas comieran murciélagos fue publicado por diferentes medios, incluyendo el Daily StarThe Sun e Infowars, y muchos de estos artículos se hicieron virales en Facebook en las primeras horas de la publicación.

Le preguntamos a científicos que actualmente están investigando el Coronavirus de Wuhan (llamado tentativamente 2019-nCoV) si existe alguna evidencia científica que pruebe que el consumo de murciélagos esté vinculado con el brote.

El profesor Linfa Wang, director del programa Enfermedades infecciosas emergentes en la Escuela de Medicina Duke – NUS en Singapur, explicó que aunque un estudio reciente muestra similitudes genéticas entre un Coronavirus encontrado en murciélagos y el 2019-nCoV, esto no significa por sí mismo que haya habido una transmisión directa murciélago-humano.

La especialista en virología y profesora ayudante de la Escuela de Medicina Duke – NUS Danielle Anderson dijo:

“Las noticias que están circulando sobre la sopa de murciélago son una mezcla de drama y ciencia creíble. Desafortunadamente esto le da al lector la impresión equivocada de que estas versiones están respaldadas”.

La profesora Anderson explicó que, para concluir que el brote se produjo porque humanos comieron sopa de murciélago, la mayoría de los 41 pacientes que inicialmente contrajeron la enfermedad o todos debieron estar cocinando o comiendo la sopa de murciélago. Sin embargo, no hay informes que prueben esto, y la profesora Anderson dice que es baja la probabilidad de que esto haya ocurrido.

Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud

  • Lavar las manos con agua y jabón o con desinfectantes para manos como el alcohol en gel.
  • Cubrirse la nariz y la boca al toser y estornudar.
  • Evitar el contacto cercano con cualquier persona con gripe o síntomas de resfrío.
  • Cocinar bien la carne y los huevos.
  • Usar protección al tener contacto con animales vivos salvajes o de granja.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) comunicó que todos los casos iniciales del Coronavirus de Wuhan estuvieron vinculados con la exposición a un mercado de mariscos en donde también se vendían distintos tipos de animales vivos. La OMS informa que otras especies animales además de los murciélagos pueden ser portadores de Coronavirus, y que estos pueden transmitirse de animales a humanos por otras vías además del consumo, como microgotas en el ambiente (aerosoles, pulverizadores).

Es mucho más probable que el contacto humano con el Coronavirus y las primeras infecciones se hayan producido por la manipulación de material infeccioso de animales, como sangre, saliva, o heces durante la faena del animal que se produce en el mercado.

En ciertas regiones de China se consumen animales considerados extremadamente raros por otras culturas, como murciélagos y víboras, en parte debido a creencias de sus propiedades medicinales según la medicina china. Estos artículos de la revista Time y The Guardian muestran como las preferencias culturales en China por el consumo de animales recientemente faenados justifica la existencia de estos “mercados mojados”, que ofrecen una variedad de animales vivos, donde el hacinamiento y la poca higiene pueden generar un terreno fértil para la transmisión de enfermedades y brotes.

En conclusión, el origen del brote del Coronavirus de Wuhan todavía está en investigación, aunque la evidencia inicial sugiere que probablemente se haya originado en un mercado en donde se faenan animales, (matan y preparan las reses para el consumo). Hasta el momento, la versión que el brote fue causado por el consumo de sopa de murciélago está basada en especulaciones no respaldadas.

 

 

--
POB/LFJ