Juan Sánchez Moreno, ex jefe de Mandamientos Judiciales de Puebla fue sentenciado a cinco años y tres meses de prisión por el delito de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho.

La sentencia, dictada este 15 de enero, también incluye la multa de 275 UMAS, que corresponde a 12 mil 113 pesos, así como la destitución e inhabilitación y la suspensión de sus derechos civiles y políticos.

Sánchez Moreno era comandante para el Cumplimiento de Mandamientos Judiciales de la entonces Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Puebla y participó en la detención y tortura de la periodista en 2005, mientras era gobernador Mario Marín Torres.

En abril de 2019, un tribunal federal ordenó la aprehensión de Marín Torres también por el delito de tortura. Desde entonces, el ex gobernador está a la fuga.

En mayo de 2019, Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República (FGR) aseguró que ya fue solicitada a la Interpol la detención de Mario Marín Torres. Sin embargo, hasta este 16 de enero, en el sitio web no existen datos que hagan referencia.

 

 


POB/LFJ