OPINIÓN: La marihuana y la depresión

El estudio encontró que el uso actual de cannabis fue más alto entre las personas de 18 a 25 años con depresión, en casi el 30%

juan-ma-banner

A finales del 2019, un grupo de investigadores publicó un estudio en el que concluían:

“El consumo regular de cannabis ha aumentado más rápidamente entre las personas con depresión, y es menos probable que lo perciban como riesgoso, en comparación con las personas que no están deprimidas.”

El estudio se realizó entre 2005 y 2017 a 729,000 personas mayores de 12 años.

De acuerdo con los resultados, para el último año del estudio, aproximadamente el 19% de las personas con depresión informaron consumo de cannabis, en comparación con el 8,7% de las personas sin antecedentes recientes de depresión.

En 2005, aproximadamente el 10.2% de las personas con depresión y el 5.7% de las personas sin depresión usaron el medicamento.

Por otra parte, un resultado que destaca es la percepción del riesgo, pues de acuerdo con el estudio:

“La proporción de personas con depresión que percibieron el consumo de cannabis como un comportamiento riesgoso también disminuyó del 41% al 17% durante el período del estudio, en comparación con una disminución del 52% al 33% entre las personas sin depresión, según el informe publicado en la revista Addiction.”

El estudio encontró que el uso actual de cannabis fue más alto entre las personas de 18 a 25 años con depresión, en casi el 30%. Además, que entre las personas con depresión que eran hombres, negros o solteros, el uso fue común alrededor del 23% para cada grupo.

Renee Goodwin, principal autora del estudio y profesora de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York, comentó en entrevista para Reuters:

"Las personas con depresión que perciben poco o ningún riesgo asociado con el consumo tienen una prevalencia mucho mayor de consumo de cannabis, en comparación con quienes perciben mayores riesgos asociados"

El equipo investigador resalta que no pudieron explicar si la legalización del cannabis podría haber afectado la proporción de personas que usaron la droga o cómo pensaban los participantes sobre su seguridad.

"Existe evidencia anecdótica de que algunas personas perciben el cannabis como menos riesgoso que los medicamentos psiquiátricos y con la legalización, (el cannabis) puede ser menos costoso y más disponible y asociado con menos estigma", dijo Goodwin.

La autora alerta que las personas deben comprender que el cannabis en realidad puede ser más riesgoso para las personas con depresión.

"No hay evidencia que sugiera que el consumo de cannabis aliviará los síntomas de depresión, excepto temporalmente, y hay datos que sugieren que el consumo de cannabis puede empeorar o prolongar la depresión", dijo Goodwin. "Históricamente, se aconseja a los pacientes en tratamiento / recuperación de la depresión que eviten el consumo de cannabis".

Durante el período de estudio, la mayoría de los estados de EE. UU. Legalizaron el uso de cannabis medicinal o recreativo, o ambos, y también es posible que esto haya contribuido a una menor percepción de riesgo, agregó Goodwin.

Una limitante importante del estudio es que los investigadores confiaron en los participantes para informar con sinceridad cualquier consumo de cannabis o síntomas de depresión; no tenían pruebas de laboratorio para el uso de drogas o registros médicos para confirmar un diagnóstico de salud mental.

Pueden contactarme en: [email protected] y en Twitter, a través de:

Juan Manuel Vargas Alvarez es un periodista en proceso de formación. Estudia la licenciatura en comunicación y ha cubierto elecciones en los tres niveles, justas deportivas, tomas de posesión, manifestaciones, desalojos y varios eventos de manera multimedia.

--
POB/JMVA