Recién comienza 2020 y mientras muchos debaten si comienza una nueva década o no, lo cierto es que este es un año bisiesto, por lo que el 2020 durará un día más.

Este 2020, febrero tendrá 29 días, uno más de los 28 que suele tener cada año. Cada 4 años se agrega un día a febrero, por lo que 2020, 2024, 2028, 2032 y sus consecuentes.

Aunque no cada cuatro años es año bisiesto, pues 2100, 2200 y 2300 no serán años bisiestos para ajustar lo más posible el calendario a la vuelta solar que hace la tierra sobre su órbita.

¿Cuándo añadieron un día al calendario?

El calendario tal como lo conocemos se creó hace poco más de 2000 años cuando el emperador Julio César se basó en el calendario egipcio utilizando los nombres de los meses romanos, y el día se agregaba el último día de febrero, que era el último mes del año.

A pesar de ello, en el año 46 para compensar el desfase solar tuvo una duración de 445 días, el más largo registrado nunca antes.

En 1582 se suscitó el último cambio a la calendarización tal como la conocemos pues el calendario juliano presentaba un error y el Papa Gregorio XIII modificó la fecha de entrada de primavera para el hemisferio norte y la fiesta de Semana Santa.

Esta reforma provocó que tras el jueves 4 de octubre de 1582 le seguiría el 15 de octubre de 1582, saltándose 10 días completos, recuperando los días que el anterior calendario no contemplaba.

Desde entonces, la mayoría de los países optan por utilizar este calendario, a excepción de algunos como China, Tailandia, Mongolia, Etiopía, Irán o Corea del Norte, quienes optan por un calendario propio.

 

 

__

POB/RPC