Con el objetivo de reducir las emisiones específicas netas de CO2, Cemex anunció una nueva estrategia de Acción Climática y lograr, para el año 2050, una emisión cero.

Dicha estrategia está basada en la metodología de Science-Based Targets, requisito que la ciencia del clima afirma que es necesario para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.

En un comunicado, la empresa informó que ha reducido las emisiones directas de CO2 en más de 22% en comparación con la línea de base de 1990.

Pero reconocemos que esto no es suficiente. Por lo anterior hemos definido un objetivo más ambicioso para reducir nuestras emisiones específicas netas de CO2 por tonelada de productos cementantes en 35% para 2030, indicó.

Según la empresa, para lograr el objetivo, realizarán inversiones en eficiencia energética, consumirán combustibles alternos, ampliarán el uso de energías renovables, e incrementarán la sustitución de clínker por materiales cementantes alternos, uso de materias primas alternas descarbonatadas; carbonatación de residuos de concreto para uso como agregados reciclados, y promoción de modelos de economía circular que trasforman los desechos en combustible.

Cemex aseguró que, actualmente, consume como combustibles alternos o materias primas alternas, 32 veces más desechos de otras industrias que los desechos que genera y envía a rellenos sanitarios.

Hasta ahora, más de 70 países se han unido para prometer la neutralidad de sus emisiones de carbono para el año 2050. Según la ONU, la gran mayoría de los compromisos que se han hecho hasta ahora con respecto al cambio climático «son a mediano y largo plazo», fijando metas para años como el 2030 o 2050.

 

 


POB/LFJ