La Alerta Amber es un programa para la búsqueda y localización de menores de edad que se encuentran extraviados o privados de la libertad, o cualquier otra circunstancia donde se presuma la comisión de un delito.

Se trata de un aviso, independiente de la denuncia o proceso penal que inicien las autoridades, que contiene toda la información disponible y suficiente del menor de edad desaparecido que, se considera, está en riesgo de sufrir un daño grave a su integridad.

La Alerta funciona a través de la difusión masiva –en todos los medios de comunicación disponibles– de un formato único de datos con fotografía de la persona no localizada.

La Fiscalía General de la República (FGR) a través de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA), evalúa, analiza y en su caso, realiza la activación.

En Puebla, la autoridad encargada de autorizar y activar la Alerta Amber es la Fiscalía General del Estado.

Entre los criterios para la activación de una alerta se encuentran:

  • Que la persona no localizada sea menor de 18 años de edad
  • Que exista información suficiente de la persona menor de edad y las circunstancias de los hechos.
  • Que se encuentre en inminente peligro de sufrir de un daño grave.

Para la desactivación de una alerta se considera:

  • Cuando se informa la localización del menor de edad.
  • Cuando derivado de la difusión de una Alerta, se coloca al menor en un riesgo mayor.
  • Cuando se tenga evidencia suficiente para determinar que la vida del menor no se encuentra en peligro.
  • Cuando haya transcurrido el tiempo de vigencia y se deban implementar otras acciones de investigación.

Si el caso no reúne los criterios para la activación, aún así, la autoridad deberá llevar acabo las acciones necesarias para la investigación y localización del menor.

Para solicitar ayuda u orientación sobre la Alerta Amber, comunicarse al número 800 00 85400. 

 

 

 


POB/LFJ