Durante la sesión de Cabildo, con 13 votos a favor y 12 en contra, se aprobó la continuación del programa de bolardos en la ciudad de Puebla.

Luego de que la Comisión de Movilidad presentó los estudios técnicos del proyecto, algunos regidores manifestaron su rechazo al programa, al considerar que hay poca claridad y que tiene un elevado costo.

Ahora, en el dictamen aprobado, como procedimiento constitucional, la Secretaría de Movilidad (Semovi) deberá informar –de manera previa– a la Comisión de Movilidad del Ayuntamiento cualquier intervención con bolardos. Además, se realizarán ajustes en las zonas del Centro Histórico como el crucero del Bulevar 5 de Mayo y 2 Oriente.

El nuevo dictamen también da facultades a la Secretaría de Seguridad Civil para determinar la pertinencia para instalar reductores de radio de giro y estacionamiento para ciclistas.

Durante el tiempo que estuvo el pausa el programa, en redes sociales, ciudadanos han mostrado cómo las áreas donde están colocados los bolardos son utilizados por ambulantes para la venta de comida, situación que ha generado críticas hacia el Ayuntamiento.

 

 

 


POB/LFJ