Aunque el plazo para la modernización del transporte público ha vencido, el gobierno de Puebla dará tolerancia a aquellas unidades que aún no instalen los dispositivos de seguridad, siempre y cuando, tengan comprobantes de la compra de equipos, declaró Miguel Barbosa, gobernador.

Pese a que Guillermo Aréchiga, secretario de Movilidad y Transporte aseguró que no habría prórroga para los transportistas, el gobernador dijo que se dará tolerancia para que las unidades puedan circular sin ser sancionadas pero, a cambio, deberán mostrar documentos que demuestren que han invertido en seguridad.

Según Barbosa, se apelará a “la buena voluntad” de la autoridad para que los transportistas cumplan con la modernización, pactada desde octubre de 2019.

“Si ellos [transportistas] muestran toda la disposición y la documentación que tenga que ver con eso, pues seríamos unos irracionales,” declaró.

Este jueves 13 de febrero, la Secretaría de Movilidad y Transporte comenzará con los operativos de revisión y, de acuerdo con Guillermo Aréchiga, si no se cumplen todos los requisitos, habrá retiro de concesión.

 

 


POB/LFJ