Cómo lavarse bien las manos: un gesto simple que salva vidas

Un gesto tan simple como lavarse las manos con agua y jabón puede ser clave para la supervivencia de millones de personas.

Un gesto tan simple como lavarse las manos con agua y jabón puede ser clave para la supervivencia de millones de personas, sobre todo de los más pequeños.

Los virus respiratorios como la enfermedad por coronavirus (COVID-19) se contagian cuando la mucosidad o las gotas que contienen el virus entran en el cuerpo a través de los ojos, la nariz o la garganta.

Lo más frecuente es que esto suceda a través de las manos, que también son una de las vías más frecuentes de contagio de virus de una persona a otra.

Durante una pandemia mundial, una de las formas más baratas, sencillas e importantes de prevenir el contagio de un virus es lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

¿Cuál es la forma correcta de lavarse las manos?

1. Moja las manos

2. Aplica suficiente jabón para cubrir las superficies

3. Frotar las palmas de las manos entre sí

4. Frota las palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelanzando los dedos y viceversa.

5. Frótese las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados

6. Frótese el dorso de los dedos de una mano contra la palma de la mano opuesta, manteniendo unidos los dedos.

7. Rodeando el pulgar izquierdo con la palma de la mano derecha, fróteselo con un movimiento de rotación y viceversa.

8. Frótese la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa.

9. Enjuáguese las manos

10. Séquelas con una toalla de un solo uso.

11. Utilice la toalla para cerrar el grifo

12. Sus manos son seguras.

¿Cuánto tiempo debería dedicar a lavarme las manos?

Deberías dedicar entre 20 y 30 segundos a lavarte las manos. Una manera sencilla de calcularlo es cantar la canción del cumpleaños feliz entera dos veces.

Es igual para el desinfectante de manos: utiliza un desinfectante que tenga un contenido mínimo de alcohol del 60% y frótate las manos durante al menos 20 segundos para asegurarte de cubrir toda la superficie.

¿Cuándo debería lavarme las manos?

En el contexto de la prevención del COVID-19, deberías lavarte las manos en las siguientes ocasiones:

  • Después de sonarte la nariz, toser o estornudar.
  • Después de visitar un espacio público, como transportes, mercados y lugares de culto.
  • Después de tocar superficies fuera de tu hogar, por ejemplo, dinero.
  • Antes y después de cuidar a una persona enferma y también mientras la estés cuidando.
  • Antes y después de comer.

En general, siempre deberías lavarte las manos en los siguientes casos:

  • Después de ir al baño.
  • Antes y después de comer.
  • Después de estar en contacto con la basura.
  • Después de tocar animales y mascotas.
  • Después de cambiarle el pañal a un bebé o de ayudar a un niño a usar el retrete.
  • Siempre que tengas las manos visiblemente sucias.

¿Tengo que usar agua caliente para lavarme las manos?

No, para lavarte las manos puedes usar agua a cualquier temperatura.

El agua fría y el agua caliente son igual de efectivas a la hora de eliminar gérmenes y virus, ¡siempre y cuando utilices jabón!

¿Tengo que secarme las manos con una toalla?

Los gérmenes se propagan más fácilmente por la piel húmeda que por la piel seca, así que es importante secarse las manos por completo.

Secarse las manos con papel o con un paño limpio es la forma más efectiva de eliminar gérmenes sin extenderlos a otras superficies.

¿Es mejor lavarse las manos o usar un desinfectante de manos?

En general, y siempre que se haga o se use correctamente, tanto lavarse las manos con agua y jabón como usar un desinfectante de manos son formas muy eficaces de eliminar la mayoría de gérmenes y patógenos.

El desinfectante de manos suele ser más cómodo cuando no estás en casa, pero puede ser caro o difícil de encontrar en contextos de emergencia.

Además, el desinfectante de manos con alcohol mata al coronavirus, pero no a todos los tipos de bacterias y virus. Por ejemplo, es relativamente ineficaz contra el norovirus y el rotavirus.

¿Qué hago si no tengo jabón?

En caso de no tener jabón y agua corriente, la mejor opción es utilizar agua clorada o un desinfectante de manos que tenga un contenido mínimo de alcohol del 60%.

Si esos productos tampoco están disponibles, el agua jabonosa y la ceniza pueden ayudar a eliminar las bacterias, aunque no son tan eficaces. Si utilizas estos métodos, es importante que te laves las manos lo antes posible cuando consigas acceso a instalaciones de lavado de manos y que, mientras tanto, evites el contacto con otras personas y superficies.

 

 

--
POB/LFJ