Con el brote de los casos de coronavirus en todo el mundo, las empresas han decidido mantener un trabajo a distancia, un home office.

Para muchos, estar en casa implica distracciones, no llevar un buen ritmo de trabajo, postergar tareas e incluso, pasar el día en pijama.

Si en tu trabajo han tomado la decisión de permanecer en casa mientras pasa la contingencia por el covid-19, aquí te damos algunas recomendaciones:

1. Establece horarios.

Al quedarse en casa, es más tentador quedarse unos minutos más en la cama. Pero, para ser más productivo, se recomienda levantarse a la misma hora y comenzar a realizar las tareas habituales como ejercicio, tomar un baño y desayunar. Utiliza el tiempo que destinas al traslado para ponerte al día con los pendientes.

¡No pases el día en pijama!

2. Destina un lugar de tu casa para trabajar.

Elige un lugar de tu casa donde puedas instalar tu computadora. Si tienes oportunidad, elige una silla cómoda y toma en cuenta que la mesa sea funcional. Trabajar desde la cama o en los sillones es incómodo y baja el rendimiento de productividad.

3. Establece reglas.

Si trabajarás desde casa, es fundamental establecer claridad y límites tanto laborales como personales. Así, quienes hagan Home Office deberán establecer horarios concretos y espacios físicos adecuados fijos dentro de sus casas para poder trabajar de forma tranquila, concentrada y efectiva, sin perder los límites o el control del principio y el fin de sus tareas y perjudicar la relación familiar.

4. Utiliza las herramientas tecnológicas.

Para poder establecer conversaciones efectivas, organizar las tareas del día y coordinar con tu equipo de trabajo es fundamental contar con herramientas tecnológicas adecuadas. Así, es importante contar con un micrófono de calidad, una instalación estable de Internet y una buena cámara.

Entre las herramientas colaborativas que harán el trabajo más sencillo puedes usar: Google Docs, Trello, Monday.com, Slack o Quip.

 

 


POB/LFJ