Natalia y Carmen Serdán, las heroínas revolucionarias, serán declaradas Beneméritas de Puebla, tras la aprobación de la Comisión de Cultura de la LX Legislatura.

En un inicio, la iniciativa del Ejecutivo solo incluía la declaración de Natalia Serdán, así, durante la sesión, la diputada Rocío García Olmedo pidió se reconociera también a Carmen Serdán.

De esta manera, la Comisión aprobó las modificaciones a la iniciativa que ahora será turnada al Pleno del Congreso para su dictaminación final.

Durante el ataque a la casa de los Hermanos Serdán, Natalia pudo hacer un agujero en la pared de su recámara que la comunicó a una casa contigua que en ese entonces era una camotería. Por ese orificio logró sacar a sus hijos y a los de su hermano Aquiles. Así pudieron escapar.

La figura de Carmen Serdán rompió todos los estereotipos de una mujer burguesa de la época, partiendo desde el hecho de que fue la primer revolucionaria, y una de las tantas mujeres que apoyaron al movimiento maderista.