El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ordenó a la razón social Club Lobos BUAP AC explicar el origen de los depósitos bancarios que recibió en 2018, cuando militaba en la Primera División.

El diario Reforma informa que Lobos BUAP deberá informar sobre los depósitos por 120.9 millones de pesos, de los cuales 120 millones correspondieron a una “aportación de capital” en una cuenta de cheques del banco HSBC.

La transacción de 120 millones de pesos coincide con el monto solicitado por la Federación Mexicana de Futbol (FMF) como garantía para que Lobos BUAP se mantuviera en Primera División, luego de haber perdido la categoría y que Cafetaleros de Tapachula, campeón del Ascenso, no cumplió con los requisitos.

De acuerdo con el Reforma, el SAT publicó el requerimiento por estrados al no encontrar a la contribuyente en el domicilio fiscal de Lobos BUAP, en la colonia San Manuel.

El pago para mantener la permanencia en la Primera División fue realizado por el empresario Mario Mendivil y a cambio, a través de su empresa Garden Teas, administró al equipo durante un año. Al término de ese tiempo, Mario Mendivil decidió vender la franquicia a Bravos de Juárez.

Por esta acción, la BUAP mantiene una demanda en contra de Mario Mendivil, la Federación Mexicana de Futbol y Televisa, al considerar que la venta del equipo fue ilegal.

 

 

--
POB/LFJ