Las personas con diabetes son consideradas dentro del grupo vulnerable ante el Covid-19, debido a que sus defensas están disminuidas y esto tiene que ver con el efecto que tiene la glucosa dentro de sus células, indicaron especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Ante la solicitud de aislamiento voluntario, el doctor Juan Humberto Medina Chávez, líder del Protocolo de Atención Integral de Diabetes, recomienda a las personas con diabetes:

  • Mantener los niveles de glucosa capilar en ayunas.
  • Cuidar el nivel calórico de los alimentos.
  • Lavar constantemente las manos con agua.
  • Evitar consumir más carbohidratos de los necesarios.
  • No suspender ni modificar el tratamiento.
  • Realizar actividad física.

Agregó que todos los pacientes deben seguir las medidas de higiene como son: el lavado de manos, no saludar de beso, desinfectar superficies y toser y/o estornudar “de etiqueta”.


Explicó que aquellos diabéticos con más de 130 miligramos de glucosa deben extremar las precauciones de sana distancia y sanitización para evitar complicaciones.

El doctor Medina Chávez comentó que el aislamiento en el paciente diabético propicia que disminuya la actividad física y con ello se deprima fácilmente, por ello, recomendó: realizar ejercicios en casa así como algunas actividades de fortalecimiento muscular y aeróbico: levantarse o sentarse en una silla, hacer estiramientos con ligas, practicar yoga, u otras actividades.

Mencionó que una buena opción para mantenerse ocupados en esta temporada de cuarentena es promover la convivencia social a través de dispositivos móviles para comunicarse con amigos y familiares a través de video llamadas o seguir tutoriales para aprender alguna actividad en diversos canales de internet.

El especialista del IMSS dijo que para evitar las conglomeraciones en Unidades de Medicina Familiar (UMF) y hospitales, el Instituto reforzó el programa de Receta Resurtible para que el paciente diabético controlado pueda tener su tratamiento completo por 90 días, esto evitará los traslados innecesarios y la exposición a algún contagio.

En el caso de los pacientes con glucosa no mayor a 180, el líder del Protocolo de Diabetes explicó que no es necesario acudir a su UMF para ajustar el tratamiento en estos momentos, se debe seguir al pie de la letra las indicaciones del médico tratante, de esta manera el diabético retrasará complicaciones y evitará problemas mayores.

Mientras que en los diabéticos con glucosa mayor a 250 deberán acudir a su unidad médica para hacer algún ajuste con insulina o tratamiento específico, esto dependerá de la evolución de su padecimiento así como de los antecedentes de la enfermedad y a criterio del médico tratante.

El doctor Medina Chávez dijo que en caso de presentar descontrol de la glucosa asociado a síntomas por alguna infección en vías urinarias o pulmonar, deberán acudir a su UMF u hospital donde se cuenta con los insumos y el personal capacitado para atender cualquier complicación.

 

 


POB/LFJ