El Centro de Detección Biomolecular de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) realizó observaciones científicas en torno a la precisión de las técnicas de PCR en tiempo real y detección de anticuerpos tipo IgG e IgM, para garantizar la efectividad en la detección del virus SARS-CoV-2, causante de COVID-19.

Con ese propósito dicho centro realizó 66 pruebas, cuyos resultados corroboran la observación de los investigadores de China que reportan la presencia de falsos negativos mediante la prueba de PCR, por lo que resulta necesario aplicar ambas técnicas en pacientes sintomáticos para garantizar la efectividad y precisión en el diagnóstico, explicó la doctora Lilia Cedillo Ramírez.

El centro continuará la investigación con la aplicación de 250 pruebas más, a partir de la próxima semana, cuyos resultados se esperan en un lapso de 45 días.

“Dadas las características del virus y de las desventajas de las técnicas citadas, lo ideal sería ‘correr’ ambas pruebas en los pacientes con síntomas, ya que mientras la prueba de PCR ha mostrado ser más efectiva en los primeros días de la infección, la de detección de anticuerpos lo es en personas que ya tienen más de siete días con los síntomas”, precisó.

Lilia Cedillo, responsable del Centro de Detección Biomolecular de la BUAP, informó sobre los resultados de la investigación realizada en 66 muestras, para la detección del virus SARS-CoV-2, causante de COVID19, de las cuales 53 correspondieron a miembros de la comunidad universitaria –49 del área de la salud– y 13 a familiares de un paciente positivo de COVID 19.

En esta investigación se detectaron cinco pacientes positivos, todos con síntomas de una infección respiratoria: en dos solo se identificaron anticuerpos, uno del tipo IgM y otro del tipo IgG, y tres se confirmaron mediante la técnica de PCR. En ambas técnicas hubo una coincidencia de 77 por ciento.

Estos resultados, precisó la doctora Cedillo, “coinciden con una observación de los investigadores de China que reportan la presencia de falsos negativos mediante la prueba de PCR, por eso sería ideal correr ambas técnicas en pacientes sintomáticos”.

Con esta primera aproximación, la doctora Lilia Cedillo informó que el Centro de Detección Biomolecular realizará otras 250 pruebas, con lo que conformará una muestra de más de 300 casos, que con un adecuado diseño estadístico permitirá probar la hipótesis científica arriba señalada.

“Dada la controversia que existe en cuanto al uso de estas pruebas, sí podría ser un buen aporte científico de la BUAP que redundaría en beneficio del paciente, minimizando los errores que se pudieran cometer al usar alguna de las pruebas”, afirmó.

 

 

--
POB/LFJ