El Coronavirus nos ha invadido. No solo nos obliga a mantener distanciamiento social (o lo más cercano a estricto dependiendo de las obligaciones laborales), también nos asfixia con su presencia constante en nuestros muros y feeds en redes sociales. Un buen paliativo para ese estrés que conlleva el vivir en estos tiempos puede ser la cerveza.

En México, con la declaración oficial que se ha entrado en fase 2 de la epidemia de COVID-19, llegó también la recomendación de no salir de casa, por lo que algunos bares y restaurantes han tomado la determinación de no prestar servicio.

En la industria de la cerveza artesanal no es diferente el panorama. Al igual que restaurantes, quienes se dedican a este giro comercial dependen enteramente de atraer al público a sus locales.

Ante la crisis y buscando navegar de la mejor manera la situación, muchos de los productores buscaron alternativas para seguir ofreciendo cerveza a la población y así mantenerse económicamente a flote.

Aquí te damos 3 opciones para apoyar a la comunidad cervecera artesanal de tu localidad al tiempo que disminuyes el riesgo de un contagio.

Cerveza a domicilio

No solo Uber Eats o Rappi en estos tiempos de pandemia son opciones viables, pues ya hay en línea varios sitios específicos del rubro cervecero con los cuales garantizas que tu bebida favorita esté a tu alcance sin salir de casa.

En las páginas de Beer House MX, Top Beer y Viva La Chela puedes armar tus paquetes de cerveza para que lleguen hasta la puerta de tu casa.

Te recomendamos revisar las redes sociales de los cerveceros locales, pues una tendencia en estos tiempos es habilitar el servicio a domicilio, algunas ocasiones con ofertas especiales que son difíciles dejar pasar. Algunas marcas poblanas son:

Recoge y fuga

Si tienes una salida planificada para surtirte de provisiones, aprovecha y pasa a tus tap rooms predilectos por unos Growlers o Crowlers.

Eso sí, no se te olvide primero hacer tu orden para que al llegar a tu cervecería tu estancia ahí sea lo más corta posible.

Foto: Juan José Santana

Cheve hecha en casa

Esta opción no es la más sencilla, pero sin duda será la más satisfactoria. Conseguir todo lo necesario para preparar tu propia cerveza en casa llevará su tiempo, ya que además de los ingredientes esenciales de la chela, los instrumentos y herramientas para su elaboración, es indispensable tener una guía especializada o un maestro dispuesto a enseñarnos cómo hacerlo.

Afortunadamente en línea hay infinidad de material que nos puede servir para dar nuestros primeros pasos como homebrewers. Incluso hay a la venta equipos para principiantes que vienen ya con recetas sencillas.

Si al primer intento tu cheve casera no te convenció del todo, sigue intentando, recuerda que para hacer la cerveza perfecta primero harás muchos lotes de cerveza no tan buena. Sé paciente y disfruta el viaje cervecero.

Aquí te dejamos tres recursos para preparar la cerveza en casa:

 

 

 

 

--
PPB/LFJ