Las críticas a la plataforma Zoom, por su vulnerabilidad en seguridad, han hecho que la aplicación de videoconferencias comenzara a hacer ajustes para mejorar, sin embargo, no todas las quejas fueron resueltas, por lo que vale la pena tener en cuenta algunos asuntos.

Recopilamos algunos consejos de seguridad y privacidad que puedes tomar en cuenta si usarás la aplicación.

1. Protege tu cuenta

Configura la cuenta adoptando principios básicos de protección. Usa una contraseña segura y única y protégela con la autenticación de dos factores, que dificulta el hackeo y la protege mejor.

La firma Kaspersky señala que en Zoom, además del nombre de inicio de sesión y la contraseña, los usuarios obtienen un ID personal de la reunión (PMI por sus siglas en inglés). Evita hacer público este ID, ya que, como Zoom ofrece una opción para crear reuniones públicas con tu ID personal de la reunión, es muy fácil que se filtre. Si esto sucede, cualquiera que sepa tu PMI puede unirse a cualquier reunión que convoques, así que intenta ser prudente a la hora de compartir esta información.

2. Usa el correo de tu trabajo para registrarte en Zoom

Kaspersky señala que Zoom considera los correos del mismo dominio (a menos que sea un dominio muy común como @gmail.com o @yahoo.com) como pertenecientes a una misma empresa, por lo que comparte su información de contacto con cada miembro de ese grupo.

Por eso, se recomienda usar el correo deL trabajo para registrarse en Zoom. No debería ser un problema compartir tu información de contacto laboral con tus verdaderos colegas. Si no tienes una cuenta de correo electrónico del trabajo, utiliza una cuenta alterna de un dominio público muy popular para mantener la privacidad de tus datos de contacto personales.

Lee también: Crece el número de empresas que prohíben usar Zoom para comunicarse

3. Que no te engañen las falsas aplicaciones de Zoom

Según el descubrimiento de Denis Parinov, investigador de seguridad en Kaspersky, en marzo casi se triplicó, en comparación con las cifras mensuales del año pasado, la cantidad de archivos maliciosos que incluían nombres de servicios populares para videoconferencias (Webex, GoToMeeting y Zoom, entre otros) en sus extensiones. Lo que significa que seguramente los ciberdelincuentes estén intensificando el abuso debido a la popularidad de Zoom y otras aplicaciones de este tipo, con el fin de disfrazar el malware como clientes de videoconferencias.

¡No te dejes engañar! Acude al sitio web oficial de Zoom (zoom.us) para descargar Zoom en tu Mac y PC de modo seguro, y ve al App Store o Google Play para obtener su versión para dispositivos móviles.

4. No utilices las redes sociales para compartir los enlaces a conferencias

Evita compartir el enlace de los eventos en redes sociales. Si ya conocías Zoom antes de leer esta publicación, seguramente hayas escuchado hablar del denominado Zoombombing. Se trata de un término acuñado por Josh Constine, periodista en Techcrunch, que describe a los troles que interrumpen reuniones de Zoom con contenido ofensivo.

¿De dónde obtienen los troles la información sobre próximos eventos? Efectivamente, lo encuentran todo en las redes sociales. Por tanto, evita publicar los enlaces a las reuniones de Zoom. Y, si aún así si quieres hacerlo por alguna razón, asegúrate de desactivar la opción Utilizar el ID personal de reunión.

5. Protege cada reunión con una contraseña

Configurar una contraseña para las reuniones sigue siendo la mejor medida para asegurarte de que solamente asista la gente que tú quieres.

Del mismo modo que con los enlaces a la reunión, estas contraseñas nunca deben aparecer en redes sociales u otros canales públicos, ya que entonces, tus esfuerzos por proteger tu llamada de los troles habrán sido en vano.

6. Activa la sala de espera

Otro ajuste que te otorga más control sobre una reunión es la Sala de espera, que hace que los participantes se queden en una “sala de espera” hasta que el anfitrión apruebe el ingreso de cada uno.

Eso da la capacidad de controlar quién se une a tu reunión, incluso aunque alguien que se supone no debería participar haya obtenido de algún modo la contraseña. También permite expulsar a una persona no deseada de una reunión y mandarla a la sala de espera. Recomendamos dejar seleccionada esta casilla de verificación.

7. Presta atención a la función de compartir pantalla

Toda aplicación de videoconferencia ofrece la opción de compartir pantalla, y vale la pena fijarse bien en algunos ajustes:

  • Que solo el anfitrión tenga la capacidad de compartir pantalla o extenderla a todos los participantes de la llamada. Si no necesitas que otras personas muestren sus pantallas, ya sabes qué opción elegir.
  • Que varios participantes compartan sus pantallas al mismo tiempo. Si no encuentras un motivo para permitir esta función en tus reuniones, no la necesitas; tenla en cuenta, sin embargo, por si necesitas activarla.

8. Quédate con el cliente web si es posible

Kaspersky recomienda usar la interfaz web de Zoom en vez de instalar la aplicación en tu dispositivo, siempre que sea posible. La versión web se sitúa en un espacio aislado del navegador y no cuenta con los permisos de instalación de una aplicación instalada, lo que limita la cantidad de daños potenciales que pueda causar.

9. Piensa en lo que la gente puede ver o escuchar

Esto hace referencia a todos los servicios de videoconferencia, no solamente a Zoom. Antes de iniciar una llamada, piensa lo que la gente verá o escuchará cuando te unas.

Lo mismo sucede con tu pantalla, si es que tienes pensado compartirla. Cierra todas las ventanas que no te gustaría que otros vieran, ya se trate de un regalo sorpresa que estás comprando online para alguien de la llamada en Zoom, o bien, una búsqueda de trabajo de la que tu jefe no tiene por qué enterarse. Dejamos otros ejemplos a tu imaginación.

 

 

--
POB/LFJ