Debido al confinamiento y trabajo en casa, la popularidad de Zoom ha incrementado, aunque existen señalamientos por su vulnerabilidad en seguridad y privacidad.

La compañía de videollamadas está atravesando dificultades para proteger los datos personales de sus usuarios y evitar ataques cibernéticos, lo que ha llevado a que varias empresas como Google, SpaceX e incluso la NASA, prohíban a sus empleados usar esta plataforma para comunicarse.

De acuerdo con reportes de Buzzfeed News, las empresas han optado por no permitir el uso de la aplicación debido a “importantes problemas de privacidad y seguridad”.

La decisión de "vetar" Zoom también ha sido tomada por gobiernos en todo el mundo. Por ejemplo, Taiwán está restringido su uso en todas las agencias gubernamentales, según cita El País. En Alemania, dice la Agencia Reuters, el ministerio de Exteriores prohibió la utilización de la plataforma a los ordenadores con conexión fija.

Según el Financial Times, en Estados Unidos, el Senado pidió a sus miembros y a su personal que no usar Zoom y el departamento de Educación de la ciudad de Nueva York comunicó esta semana a las escuelas que deben dejar de emplear la plataforma.

Por ahora, las principales amenazas que se han detectado al usar Zoom es que la app envía información de sus usuarios de forma automática a Facebook, incluso cuando los usuarios no tienen cuenta en esta red social. Aunque en su política de privacidad se detalla que no almacena ni supervisa datos después de que haya terminado una reunión.

Sin embargo, en Reino Unido, un investigador de seguridad informática descubrió una "brecha" de seguridad que permite a delincuentes obtener contraseñas de Windows.

En otros casos, se han observado interrupciones de trolls que colocan a mitad de las reuniones imágenes pornográficas o con contenido violento y racista.

En respuesta, Zoom aseguró que reforzó las medidas de seguridad y en la última actualización incorporó una opción de control llamada "Seguridad" donde los usuarios podrán acceder en un mismo lugar a las opciones de bloquear la videollamada, activar una sala de espera, eliminar participantes y restringir los permisos de los participantes de compartir pantalla, chatear, renombrar y anotar.

Con este nuevo menú, dice Zoom, los usuarios tendrán un mejor control de la seguridad de sus reuniones.

 

--
POB/LFJ