Desde el 13 de abril se publicó en el Periódico Oficial del Estado un decreto para que en el estado de Puebla sea obligatorio el uso de cubrebocas en espacios públicos.

Sin embargo, este producto tiene reporte de desabasto y los pocos que hay, se venden en precios altos. Ante esto, muchas personas han optado por fabricar en casa sus propios cubrebocas, por eso, aquí te dejamos una guía sobre los materiales y la forma en que puedes hacerlos.

¿Qué material usar?

En 2013, un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge comparó la filtración de partículas pequeñas en telas de diferentes materiales, para determinar su efectividad.

El resultado dio que los fabricados con bolsas de aspiradora tenían un 86% efectividad, seguida por las de paño de cocina (73%) y los tejidos mezcla de algodón y poliester (70%). Todos los materiales salvo la tela de bufanda superaban el 50% de eficacia.

Estos cubrebocas caseros no están indicados para personas infectadas por el coronavirus ni para las que tienen que estar en contactos con pacientes. Son preventivos, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica de que lo fundamental es lavarse las manos y no tocarse los ojos, nariz o boca para evitar el contagio.

¿Qué se necesita?

* Tela
* Resorte tubular o plano pero muy delgado. Puedes usar ligas para el cabello.
* Hilo
* Tijeras
* Regla
* Un lápiz

¿Cómo fabricar?

1.Traza rectángulos aprovechando al máximo la tela. En caso de que los cubrebocas sean para adulto, los rectángulos pueden tener una medida de 20 cm x 15 cm. Si son para niño entonces de 18 cm x 12 cm.

2. En cada trozo de tela haz un doblez de hasta un centímetro en los lados más cortos e hilvana con el hilo.
En esa parte es donde se insertará el resorte o tira elástica.

3. Corta tramos de resorte para ponérselo a la tela.
En caso de que sea para un adulto cada tramo puede medir entre 60 y 70 cm. Para niños la medida es entre 50 y 60 cm. Consulta las instrucciones en este gráfico.

Es importante que todo el procedimiento tiene que ser llevado con higiene. Limpia las superficies y lava previamente tus manos o los cubrebocas estarán contaminados.

Dependiendo de qué tanto se desgasten por la humedad de la respiración, estornudos o tos, usa de uno a tres cubrebocas por día. Puedes lavarlo con agua y jabón, de preferencia biodegradable. Para retirarlo, no toques el cubrebocas por la parte delantera, jala del resorte.

Aquí tienes otro ejemplo de cómo fabricarlos:

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos también han fabricado otros patrones, algunos utilizando incluso filtros para el café.

En caso de que no tengas máquina para coser o no cuentes con los materiales para hacerlos, puedes fabricarlos solo con tijeras, ligas y tela, tal como lo muestra el siguiente video:

 

Cualquiera de las opciones que elijas, debes asegúrate que la tela sea la adecuada, que el cubrebocas ajuste bien y que cubra tu nariz y barbilla.

Antes de ponerse una mascarilla, lávate las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón. Consulta más recomendaciones dando clic aquí.

 

 

--
POB/LFJ