OPINIÓN: De regidora a violentadora política

La sesión de cabildo del pasado viernes en el Ayuntamiento de Puebla, sirvió de escenario para que una mujer ejerciera la violencia política contra otra mujer.

ruby-roriano-header

En un acto desafortunado, la sesión de cabildo del pasado viernes en el Ayuntamiento de Puebla, sirvió de escenario para que una mujer ejerciera la violencia política contra otra mujer. Ambas correligionarias y militantes de Morena.

Lo que se protagonizó el pasado fin de semana en el Salón de Cabildo, exhibió el sometimiento de la regidora Martha Ornelas Guerrero como personera del Gobierno Estatal.

Con una lectura plagada de trastabilleos, dudosa de lo que decía y muy lejos de entender lo que le instruyeron atizar contra Liza Aceves, Secretaria General del Ayuntamiento, la regidora del grupo opositor a Claudia Rivera prácticamente leyó las mismas líneas del escrito fechado el 14 de abril del año en curso, que el jurídico del ejecutivo estatal, Ricardo Velázquez Cruz hizo llegar a Liza Aceves.

No es la primera vez que Martha Ornelas es usada como ariete para los ataques internos.

A esta regidora se le conoce por hacer el "trabajo doméstico" a instrucción expresa de sus padrinos, pues bien es sabido que hasta antes de la contingencia sanitaria, su sede de trabajo casi se ubicaba en la 5 poniente 128.

Es lamentable que una regidora se preste a servir de carnada para alentar la confrontación al interior de un Ayuntamiento.

Todo este desaguisado en plena sesión de cabildo tuvo su origen en la solicitud que hace unas semanas hizo la comuna al Ejecutivo Estatal para devolver un inmueble y dos predios donde planean reubicar a la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Hay que recordar que como parte de la confrontación entre el Gobernador Miguel Barbosa y la Presidenta Municipal de Puebla Claudia Rivera por el control de la policía municipal, se llegó al desalojo de los policías municipales del llamado C5, lo que orilló a toda una reubicación del personal de Seguridad Ciudadana.

La guerra de baja y alta intensidad entre Barbosa y Rivera Vivanco involucra de manera lamentable a actores como la regidora morenista integrante del llamado G5 cuya finalidad ha sido mantener un constante golpeteo interno representando de manera abierta los intereses barbosistas.

En la misma sesión de cabildo, la Secretaria del Ayuntamiento le respondió a la regidora opositora y de paso al jurídico del gobernador, pues en el escrito que Velázquez le envió, lanza una amenaza velada al señalar que la funcionaria asumió una atribución legal fuera de su competencia jurídica. Por lo anterior, le dice que notificará esta acción a la Fiscalía Especializada de Combate a la Corrupción perteneciente a la Fiscalía General del Estado de Puebla.

Grave que en el intercambio de escritos gubernamentales, se amedrenta a una funcionaria por parte del abogado del Gobernador y de una regidora morenista que se presta a hacer la función de traspatio desde su asiento en el Cabildo Municipal.

El trabajo de la regidora Martha Ornelas ha sido mediocre y supeditado a leer o decir lo que le instruyen vía telefónica durante las sesiones de cabildo.

Lamentable si esta regidora se atreve a victimizarse cuando es ella la que violenta a una de sus compañeras, lo que nos hace pensar en un probable historial y no precisamente por violencia doméstica, sino política.

@rubysoriano

--
POB/LFJ