Para evitar contagios de Covid-19, el gobierno del estado de Puebla exhortó a los presidentes municipales para que, dentro de sus funciones, regulen la vía pública e impidan el comercio ambulante durante la jornada de la sana distancia.

Esta medida, indicó Barbosa, incluye la instalación de vendedores ambulantes y tianguistas.

“Ya no podemos permitir que se siga ejerciendo esta actividad con riesgos para los propios comerciantes y riesgos de contagios para la gente. Les pido a las autoridades municipales que actúen en el ámbito de sus atribuciones para que limpien la vía pública, que no haya actividad comercial en la vía pública que pueda provocar aglomeración de personas y contagio”, declaró Barbosa Huerta.

El gobernador aseguró que, si la autoridad municipal no cumple con el retiro y la prohibición del comercio, será el Estado el que ejerza la acción y dio un plazo de tres días para hacerlo.

David Méndez, secretario de Gobernación, dijo que el gobierno estatal ha tenido reuniones con ambulantes del Centro Histórico de Puebla y aseguró que desde este 14 de abril, los comerciantes dejarán de instalarse en las calles del centro.

 

 

--
POB/LFJ