Datos del Informa sobre fosas clandestinas y registro nacional de personas desaparecidas o no localizadas, presentado en enero de 2020, señala que Puebla (con 173 casos) es el segundo estado, a nivel nacional, con más desapariciones de mujeres.

Un análisis hemerográfico realizado por el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia, en 166 casos registrados, señala que las desapariciones ocurrieron en 34 municipios del estado de Puebla, once de los cuales pertenecen a la denominada Zona Metropolitana Puebla-Tlaxcala, destacando el municipio de Puebla con el 48% de los casos registrados.

De esta forma, los municipios con mayor número de casos registrados son:

  • Puebla
  • Cuautlancingo
  • Amozoc
  • San Andrés Cholula
  • San Martín Texmelucan
  • Tepeaca
  • Huejotzingo.

Según el registro hemerográfico, en el año 2019, en el estado de Puebla desaparecieron al menos 51 adolescentes de entre 15 y 19 años. Dentro de este rango, el mayor registro fue de 17 casos de adolescentes de 16 años.

En la gran mayoría de los casos (76%) no se refiere la ocupación de las niñas, adolescentes y mujeres. En el 19% de los casos, se sabe que son estudiantes.

De los 166 casos revisados, sólo se informó de 49 casos en los cuales se localizó a la niña, adolescente o mujer desaparecida, es decir, solo el 30% de los casos.

Escasa información

El análisis señala que, a la par de la desaparición, en algunos casos las mujeres también fueron víctimas de delitos como: feminicidio, robo, lesiones, secuestro y violación. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos (88%) no hay información que permita determinar si fueron víctimas de algún delito, incluidos la desaparición cometida por particulares o la desaparición forzada.

Al momento de sistematizar la información sobre los casos de desaparición de niñas, adolescentes y mujeres, se realizaron las siguientes observaciones:

• En algunos casos, familiares de las niñas, adolescentes y mujeres desaparecidas señalan que, a pesar de haber acudido a la FGE, no pudieron levantar la denuncia correspondiente. O bien, señalan que las autoridades les indicaron que debían esperar 72 horas para la denuncia por desaparición.

• En otros casos, los medios de comunicación publican que una niña, adolescente o mujer es buscada por sus familiares y amistades a través de redes sociales, pero que no hay una denuncia ante la FGE.

• En algunos casos registrados, la información publicada por los medios de comunicación estigmatiza a las mujeres que fueron reportadas como desaparecidas. La fuente de la información fue un boletín de la FGE.

• En algunos casos se sabe de la localización (con vida o sin vida) porque la familia y amistades lo publican en redes sociales y, los medios de comunicación retoman la información así proporcionada.

Las recomendaciones

Bajo este escenario, el Prorgama para el Análisis de la Incidencia en Violencia Feminicida del CCSJ recomendó mejorar la comunicación sobre la desaparición de mujeres, adolescentes y niñas, de tal manera que la sociedad comprenda de la gravedad del delito y sus repercusiones en la sociedad.

Así como algunas desaparecidas fueron estigmatizadas, desde la Fiscalía, se debe evitar esta práctica, porque merma la percepción de la gravedad del delito.

 

 


POB/LFJ