OPINIÓN: Miguel vs Claudia, a 2 de 3 caídas sin límite de tiempo

coloquio-de-los-perros-header

¿Hasta cuándo y hasta dónde llegará la lucha?

No hay límite de tiempo; solo caídas.

¿Qué esta en juego?

Solo adivinarlo: soberbia; sumisión; obediencia ciega; práctica de ritos, actitudes, protocolos, usos y costumbres del viejo sistema político que la experiencia y trayectoria de Don Miguel conoce bien. Los ha practicado en las diferentes, hartas, posiciones que el sistema le ha permitido ocupar.

Imposible para Claudia: no las conoce. O está en contra de ellas. Nada más para empezar, fue formada académica y políticamente en la BUAP de los años 90. Aún más: en la Facultad de Economía de la Universidad Pública, cuna de líderes, funcionarios, personalidades sociales que desde diferentes trincheras han aplicado códigos distintos, diferentes, al viejo sistema político mexicano.

Son escuelas políticas diferentes, contrarias.

Uno pretende reproducir una añeja práctica que se niega a morir.

Otra insiste en cambiar, por la vía de las instituciones, el sentido y objetivo de la política.

Uno es viejo lobo de mar.

Otra es aún novel.

Dicen, que los púberes aprenden con prácticas, no con hechos; con acciones, no con lecciones; con hechos, no con palabras.

Y en el caso que me ocupa, los orígenes son diametralmente opuestos. Dos escuelas diferentes.

Algún día los referiré de manera particular.

No basta, no es suficiente la franquiciaMorena– para coincidir.

Ventiladores el último desencuentro:

Unos: acusaron de inservibles, de segunda mano, contagiados con virus y bacterias, incompletos, oxidados, y sugieren compra amañada y corrupta. Aseguran ser omitidos del proceso de compra.

Otra: refiere “Las características de los equipos las solicitó el Estado; el precio, el modelo, la marca, y los datos del proveedor, fueron en todo momento conocidos y aprobados por la Secretaría de Salud, tal como se observa en el contrato que firmaron. Su firma en el oficio de petición, en el convenio de colaboración y en el contrato de donación avalan que siempre trabajamos de la mano.

¿Y el periodismo?

Bien gracias.

Una: supo por los medios el desacuerdo de los ventiladores y los detalles de la queja.

Otros: primero filtraron la madriza a los medios, luego recibieron a Claudia, después que no querían los ventiladores, y finalmente que fuchi con el apoyo del ayuntamiento.

El COVID-19 nos ha enseñado o confirmado, que los acuerdos políticos se dirimen en los medios. El periodismo de la “Nueva Normalidad”.

Que Dios nos agarre confesados.

______________________________

Mis contactos digitales

[email protected]

@luisenriquesf

facebook.com/luisenrique.sanchezfernandez

facebook.com/luisenriquesf

instagram.com/luisenriquesf

--
POB/LFJ