Una persona debe sospechar de Covid-19 cuando se presentan al menos dos de los siguientes síntomas: tos, fiebre, dolor de cabeza, dolor de cabeza, que se acompaña de dificultad para respirar, dolor o ardor de garganta, escurrimiento nasal, ojos rojos o dolores en músculos o articulaciones.

A diferencia de la influenza, que puede llegar de forma abrupta, en la Covid-19 los síntomas pueden ser paulatinos, presentarse escalonados y con un cuadro más prolongado que la influenza.

Pero una vez que se confirma el caso, ¿cuáles son los efectos de Covid-19 en el organismo?

La doctora Daniela de la Rosa Zamboni, académica del Programa Universitario de Investigación en Salud en la UNAM explica que el virus SARS-CoV-2 que genera la Covid-19 tiene tres vías para entrar en el organismo:

  • Cuando se toca una superficie contaminada y luego se toca la cara, nariz u ojos, por eso la importancia de lavarse las manos.
  • Cuando caen gotitas del virus en ojos, nariz o boca.
  • Cuando se respira el virus por aerosol, de ahí la importancia de usar lentes o careta.

Una vez que el virus ingresa, se adhiere o pega a las células del aparato respiratorio por medio de las proteínas que tiene en su corona, las cuales requieren de un receptor como vías respiratorias, el corazón y los vasos sanguíneos.

“Una vez pegado a su receptor introduce material genético a las células para la formación de nuevos virus. De esta manera, la misma célula empieza a producir más virus e infecta a otras células”.

Explicó que los virus pueden viajar por el torrente sanguíneo, llegar a las arterias o venas y encontrar otro lugar para pegarse y repetir el proceso.

“Mientras tanto, el organismo responde a través de sus sistema inmune y tiene una respuesta inflamatoria para eliminar el virus. Es decir, los guerreros del organismo, que son las células blancas tratan de eliminarlo”.

La experta en epidemiología señaló que, en ocasiones, es tanta la cantidad del virus que el sistema inmune, al tratar de eliminarlo, daña al organismo ocasionando alteraciones en vías respiratorias, en el corazón, los riñones o incluso en el aparato gastroinestinal.

“Se han detectado manifestaciones leves en otros sitios como infección en los oídos, es decir otitis, alteraciones del gusto (las personas no reconocen el sabor de la comida) y del olfato o diarrea”

Explicó que, en los casos donde el organismo no responde de forma positiva, se inflaman los pulmones, lo cual ocasiona dificultad para respirar y la alteración llega a ser tan grave que el paciente puede requerir terapia intensiva aumentando las posibilidades de fallecer. Si la persona es joven o sin tantos supuestos receptores y sin enfermedades del corazón y diabetes, lo más probable es que logre eliminar el agente infeccioso.

La doctora Daniela de la Rosa mencionó que, si el organismo tiene buenas defensas, entre los siete y 14 días inicia la producción de anticuerpos de respuesta aguda y luego pueden producirse anticuerpos que protejan al individuo.

Hace unos días, el diario estadounidense The Washington Post publicó que se han observado accidentes cerebrovasculares en pacientes jóvenes y de mediana edad contagiados.

“Alguna vez considerado un patógeno que atacaba principalmente los pulmones, el virus ha resultado ser un enemigo mucho más formidable, impactando casi todos los principales sistemas de órganos del cuerpo”, señala el diario estadounidense.

Según el reporte, los pacientes con Covid-19 experimentan el ataque cerebrovascular oclusivo, el más letal de los accidentes cerebrovasculares, que puede destruir grandes partes del cerebro responsables del movimiento, el lenguaje y la toma de decisiones de un solo golpe.

 

 


POB/LFJ