Quaker Oats anunció el miércoles en un comunicado que los orígenes de su producto Aunt Jemima se basan en un estereotipo racial. La empresa, una subsidiaria de PepsiCo, es propietaria de la marca que existe desde hace 131 años.

“Reconocemos que los orígenes de Aunt Jemima se basan en un estereotipo racial”, dijo Kristin Kroepfl, vicepresidenta y directora de marketing de Quaker Foods North America, en un comunicado de prensa.

Quaker dijo que el nuevo empaque comenzará a circular en otoño de este año y se anunciará un nuevo nombre para los alimentos en una fecha posterior.

“Comenzamos eliminando la imagen y cambiando el nombre. Continuaremos la conversación reuniendo diversas perspectivas tanto de nuestra organización como de la comunidad negra para evolucionar aún más la marca y hacerla una que todos puedan estar orgullosos de tener en su despensa”.

Pero esta no es la única marca que decide hacer cambios en su nombre e imagen por estereotipos.

La marca de arroz Uncle Ben's también hará modificaciones en su producto en un esfuerzo por acabar con los prejuicios raciales, dijo el miércoles la empresa matriz Mars, Incorporated.

“Como marca global, sabemos que tenemos la responsabilidad de tomar una posición para ayudar a poner fin a los prejuicios e injusticias raciales”, informó un portavoz de Mars en un comunicado.

El personaje de Uncle Ben's apareció por primera vez en anuncios en 1946 y ha sido blanco de las críticas durante años por considerarlo racista pues se considera que el nombre refleja cómo los sureños blancos alguna vez usaron tío y tía como honoríficos para las [personas negras] mayores porque se negaron a dirigirse a ellos como señor o señor, según publican testimonios en The New York Times.

En México, en 2013, el Negrito, el popular pan de chocolate de Grupo Bimbo, cambió su nombre a Nito.

El cambio surgió de un sondeo en Facebook para elegir el nuevo nombre de la marca y se deduce que fue para evitar connotaciones racistas, especialmente en el mercado estadounidense.

 

 

--
POB/LFJ