Una red criminal originaria de Rumania saqueó unos 1,200 millones de dólares (26 mil 270 millones de pesos, aproximadamente) de cajeros automáticos que colocó en algunas zonas turísticas de México, indica una investigación realizada por OCCRP (Organized Crime and Corruption Reporting Project), Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad y Quinto Elemento Lab.

De acuerdo con la investigación periodística, la banda rumana inició en marzo de 2014 la empresa Top Life Servicios y firmó un contrato con el banco Multiva para instalar cajeros automáticos de la marca Intacash en cajeros de Puerto Vallarta, Baja California y Quintana Roo, los cuales fueron utilizados para clonar tarjetas de los turistas y robarles su dinero.

Estas tarjetas, según la investigación, eran utilizadas para sacar dinero en otros países como Indonesia, India, Barbados, Granada, Paraguay, Brasil, Japón, Corea del Sur y Taiwán.

“Controlamos alrededor de 100 cajeros con chips instalados en ellos… En promedio, cada máquina copiaba cada mes unas mil tarjetas. Retirábamos alrededor de 200 dólares de cada una de estas tarjetas. 20 millones de dólares retirados cada mes”, declaró un exintegrante de la banda que se convirtió en testigo de la fiscalía rumana.

Los ingresos anuales sumaban unos 240 millones de dólares. La estafa en los cajeros se extendió hasta mediados de 2019, por lo que el monto hurtado podría haber sumado 1,200 millones de dólares.


Autoridades de Estados Unidos, Rumania y México han identificado al empresario Florian Tudor “El Tiburón”, residente en Cancún, como el presunto líder de esta banda. Sin embargo, Tudor niega las acusaciones y asegura es parte de una campaña de difamación porque se negó a ser extorsionado por autoridades policíacas.

Javier Ocampo García, quien como delegado de la Fiscalía General de la República había iniciado en 2019 una investigación contra Tudor, aseguró que hay indicios y elementos que demuestran complicidad de autoridades de distintos niveles para proteger a la banda rumana.

En la investigación periodística se logró documentar que personajes ligados a encumbrados políticos del PRI y del PAN, como gobernadores y secretarios de Estado, han hecho negocios o han colaborado con el presunto grupo criminal.

Javier Valadez Benítez, director de Multiva, dijo que el banco no tenía ni idea de quién era Tudor ni de su relación con Top Life hasta que fue arrestado el 30 de marzo de 2019 en Cancún, por portación de armas de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

“En el momento que nos enteramos de que había un tema alrededor de Top Life y aparecía el nombre de este señor, aun cuando no lo conocíamos, lo que hicimos fue finiquitar dicho acuerdo comercial”.

Dijo que desconocían que autoridades rumanas, mexicanas y estadounidenses llevaban a cabo investigaciones contra la organización de Tudor, pues éstas nunca contactaron el banco.

Lee la investigación completa en: contralacorrupcion.mx

 

 

--
POB/LFJ