OPINIÓN: Los judas en rehabilitación

ruby-roriano-header

Dicen que ya están "jurados" para no regresar a las andadas. Todos son Judas de la llamada grandeza de Puebla que terminó en apoteótica tragedia.

Bañados en azufre, varios de los Judas regresan para agarrar lo que se pueda dentro del PAN.

Como si hubieran tenido ataques de amnesia, olvidan su pasado reciente donde fueron operadores, financieros y cómplices.

Cuánta memoria tendremos los poblanos para identificar a los damnificados de Martha y Rafael.

Con abierto descaro los volveremos a ver en colonias poblanas pidiendo el voto.

El PAN no libra la maldición de los que llegaron para el negocio, el asalto, la venganza y la intención de la perpetuidad que fue abruptamente interrumpida por un accidente.

Los Judas del morenovallismo buscarán la amnistía de los poblanos, por lo que vale refrescarles la memoria.

De Genoveva sólo recordamos su violín al estilo de la "Breeskin" en su paso por la Cámara de Diputados. Fiel oveja que llegó a la Presidencia Estatal del PAN casi como un acto circunstancial y de conveniencia para el matrimonio poderoso que, además del teatro guiñol, necesitaba marionetas.

De la dinastía Riestra, tenemos en primera fila a Mario y Cía. Ya negó tres veces a su Maestro. ¿Con qué cara hará campaña, si es que la hace? Acaso volverá a abrirle espacio a su familia o a su esposa Patricia Vázquez, para que nos cuente del paraíso de los Revoes en Puebla.

Quizá también reaparezcan los que se convirtieron en notarios fake como Paty Leal a la que se la tragó la tierra. Ella solita andaba devolviendo los negocitos.

¿Resurgirá la legión Rodríguez, quienes harán campaña eso sí, con mucho estilo y a bordo de puros Audis?

Con suerte también veremos de regreso en los mítines a Jorge Aguilar Chedraui, quien ahora la anda haciendo de consultor y quizá nos pueda hacer un buen análisis de cómo se hicieron los negocios y se saquearon las arcas de la Secretaría de Salud.

Y qué decir de los que de plano están en el desdoblamiento de personalidad y borraron todo el pasado de excesos de poder.

Ahora que desde el Congreso del Estado, Marcelito García Almaguer “el diputado independiente” busca sancionar con cárcel a los funcionarios mentirosos, habría que decirle que su propuesta hubiera sido un doble mortal si se la hubieran aplicado cuando era funcionario.

¡Ay Sicom, si pudieras revivir la época de los negocitos con medios de comunicación!

El PAN revive a Tony Gali como una de sus cartas fuertes para la contienda del 2021. Del simpático Tony recordamos sus palomazos al estilo Mijares y por supuesto sus negocios y enjuagues con la llamada Smart City.

Y de su parentela incómoda qué decir. Ahí está el diputado Oswaldo Jiménez exhibido como un claro violentador que lideró la reciente campaña de acoso contra su compañera Liliana Luna quien se negó a firmar el documento para echar abajo la Ley de Educación en Puebla.

Todos estos personajes en diferentes posiciones callaron en el caso del asesinato del niño de Chalchihuapan, levantaron la manita para aprobar la ley bala, fueron los peones de Eukid “Campeador” para cocinar la ley de expropiaciones, se sirvieron con la cuchara grande en la repartición de notarías y le dieron rienda suelta a la persecución de opositores.

Esta es la jungla de oportunistas que como ex morenovallistas rehabilitados volverán a buscar espacios de poder.

El PAN y sus males necesarios urgen una depuración real.

Con el regreso de los mismos Judas incrustados como rehabilitados panistas, perderían y mucho las verdaderas figuras del auténtico panismo que saben están frente a la gran oportunidad de recuperar gobiernos en Puebla.

@rubysoriano

--
POB/LFJ