Mediante redes sociales nació el hashtag #JusticiaParaAlexander, con el fin de pedirle a las autoridades competentes que no quede impune su caso, ya que el joven de 16 años fue asesinado al ser “confundido”.

Trascendió que Alexander Gómez salió el día 9 de junio de 2020 a comprar un refresco, junto a 3 amigos, en una tienda de una gasolinera de la comunidad de Vicente Camalote, perteneciente al municipio de Acatlán de Pérez, Oaxaca.

Al intentar regresar a casa, fueron embestidos por la patrulla municipal #23, un policía bajó y les disparo, Alexander recibió el impacto en la cabeza y falleció, mientras que uno de sus acompañantes de nombre Carlos resultó herido y se encuentra hospitalizado, los otros dos salieron ilesos.

En tanto, los policías declararon que los confundieron con criminales y que pensaron que traían un arma, e incluso reportaron que eran 9 y no 4. Ante ello, el Ayuntamiento Constitucional de Acatlán de Pérez emitió un comunicado que declara que los elementos de seguridad “no actuaron con mala fe”.

Informaron además que ya entregaron al implicado a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), quienes ya se comunicaron con el Consulado de Estados Unidos de Norteamérica, debido a que la víctima tenía doble nacionalidad.

La familia de “Chander”, como lo apodaban, y personas que han empatizado con el caso en redes sociales, piden que se los responsables sean llevados a proceso penal. En ese sentido, su mamá, Virginia Gómez, expresó su molestia ante la situación y recalcó que su hijo no era una mala persona.

Incluso, reveló que Alexander tenía el sueño de ser futbolista profesional, por lo que lo llevaba a jugar hasta Veracruz donde participaba en una filial de Rayados en la tercera división, quienes expresaron sus condolencias ante el deceso.

___

POB/KPMG