En la Ciudad de México se han registrado varios casos de personas que, con aparentes síntomas de Covid-19, son auxiliados por personal médico en espacios públicos como la calle o el Metro.

Con la reactivación de algunas actividades, es posible que en la calle puedan presentarse casos de personas con sospecha de la enfermedad. Sin embargo, esto no significa que debas salir huyendo o tener miedo, sino estar preparados, protegerse y, en medida de lo posible, ayudarle.

Pero, ¿qué hacer si me encuentro con una persona que aparenta tener síntomas de coronavirus? Hugo López Gatell, subsecretario de Salud explicó que la primera acción es no estigmatizar.

“A cualquiera le podría ocurrir en la vía pública encontrarse a una persona con síntomas de covid, esto querría decir que es una persona que tose, que quizá ha tenido fiebre, que refiere tener dolor de garganta o dolor de cabeza. Ya sea que lo exprese o no. Ciertamente es muy probable que en las zonas donde existe importante transmisión del virus SARS-CoV-2, tengamos un encuentro con una persona que tiene covid, sepamos o no sepamos que eso ocurre”.

Por eso, emitió las siguientes recomendaciones:

No incurrir en una actitud de discriminación, de estigma o rechazo.

El riesgo de contaminación o contagio existe en la medida que se tenga proximidad pero, manteniendo la sana distancia, es seguro.

Si la persona requiere asistencia, hay que ayudar llamando al 911 para que sea atendido de manera oportuna por personal médico.

No hay riesgo solo por estar en presencia de la persona enferma; procura guardar la sana distancia.

Una vez que la persona está siendo asistida, hay que ponerle un cubrebocas o un material que le impida se proyecten secreciones de nariz y boca.

¿Cómo identifico los síntomas?

Según la Secretaría de Salud, una persona debe sospechar de Covid-19 cuando presenta al menos dos de los siguientes síntomas:

  • Tos
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza

Y que se acompaña de alguno de los siguientes:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor o ardor de garganta
  • Escurrimiento nasal
  • Ojos rojos
  • Dolores en músculos o articulaciones.

Si la persona pertenece a alguno de los grupos de mayor riesgo para complicarse, como las personas de 60 años y más, personas con enfermedades como hipertensión o diabetes, las mujeres embarazadas, menores de cinco años y personas con cáncer o VIH, deben recibir atención médica inmediata.

 

 

 

--
POB/LFJ