La comunidad LGBT+ es una población amplia de personas con diversidad sexual que se identifican con otros sexos o géneros.

Las primeras letras son las que más se conocen, estas representan a las personas: lesbianas, gays y bisexuales. Después van las tres "T", que significan: transexual, transgénero y travesti.

Son estas tres últimas de las que muchas veces no se sabe a qué se refieren. Para comprender estas definiciones, es necesario entender las diferencias entre el género y el sexo.

El género es una construcción social que se define por un conjunto de características psicológicas. Generalmente, se impone según el sexo de la persona; por ejemplo, si una persona nace con sexo biológico femenino, se le enseña a ser del género femenino.

En cambio, el sexo es definido por las características físicas con las cuales una persona nace, como son las hormonas, los genes, los órganos sexuales y los órganos reproductivos. De acuerdo a la clasificación de las características, los sexos son femenino y masculino.

La orientación sexual y la identidad de género son aspectos integrales de la individualidad y en ningún caso deberían ser motivo de discriminación ni abusos.

Transexual

La Real Academia Española, en su Diccionario de la Lengua Española, dice de una persona transexual:

"que se siente del sexo contrario, y adopta sus atuendos y comportamientos" y "que mediante tratamiento hormonal e intervención quirúrgica adquiere los caracteres sexuales del sexo opuesto".

Por lo tanto, significa que las personas transexuales no se sienten identificadas con el sexo físico o biológico que tienen desde su nacimiento, específicamente con sus órganos sexuales y tampoco se sienten identificadas con el género que "se les asignó" en un principio. Como sienten haber nacido con el sexo equivocado, deciden atravesar un proceso de transformación.

Para lucir físicamente como se sienten por dentro, se visten con atuendos que son más comunes del sexo opuesto y/o se realizan tratamientos hormonales e intervenciones quirúrgicas, como la reasignación de sexo. Sin embargo, para considerar a una persona como transexual, basta con que no se identifique con su sexo de nacimiento, los demás cambios son sus decisiones.

Transgénero

La definición de una persona transgénero no está incluida en el Diccionario de la Lengua Española de la RAE, pero sí es mencionado en la definición de "persona trans" en su Diccionario del Español Jurídico:

"el término trans ampara múltiples formas de expresión de identidad sexual o subcategorías como transexuales, transgénero, travestis, variantes sexuales, u otras identidades...".

Por lo tanto, sí las reconoce.

De acuerdo al Instituto Madrid de Sexología, el término "transgénero" describe a muchos grupos de personas distintas, con una variedad de otros términos para identificarse. Además, mencionan que la identidad y expresión de género de las personas transgénero difiere de las expectativas convencionales sobre su sexo.

Las personas transgénero no se identifican con el género que "socialmente" se le ha asignado a su sexo biológico, pero su orientación sexual no interviene, esta puede ser cualquiera. Por ejemplo, una persona del sexo biológico femenino, que se identifica con el género masculino, e independientemente puede atraerle cualquier sexo o género.

Lo que diferencia a las personas transgénero de las transexuales, es que estas sí están de acuerdo con su sexo físico o biológico con el cual nacieron, por lo cual no se realizarían una reasignación de sexo. Lo que a estas personas les mueve es su identidad de género. Aún así, algunas también llegan a realizarse tratamientos hormonales. Lo que distingue a una persona como transexual o transgénero es la manera en la que ese individuo se siente e identifica.

Travesti

Estas personas simplemente gustan de vestirse del género opuesto, masculino o femenino, de manera casual o para espectáculos, así como adoptar sus ademanes. Pero aquello no tiene ninguna relación con la identidad de género ni con la orientación sexual de las personas travesti.

 

 

--
POB/LFJ