Durante la cuarentena, se ha incrementado el consumo del plástico de un solo uso, debido al miedo de que el virus pueda permanecer en los objetos que tocamos o consumimos.

En estos tiempos, es posible ver el incremento del plástico en la comida que se pide a domicilio o los paquetes de las compras por internet, esto sin contar los desechos de cubrebocas, toallitas desinfectantes y guantes que se utilizan como protección.

Varias organizaciones ambientales señalan la necesidad de frenar el consumo en exceso de este tipo de productos y que pueda revertir el trabajo que se ha logrado; sin embargo, algunos gobiernos, como en España, han indicado que por motivos de higiene y salud, no es factible prohibir el uso de plásticos de un solo uso mientras dure la emergencia sanitaria.

Lee también: 10 acciones para vivir con menos plásticos.

Ambientalistas de Greenpeace aseguran que, si se mantienen los estándares de higiene y desinfección, no hay motivo para fomentar el uso de envases y objetos desechables frente a los reutilizables, salvo en condiciones de contagio u hospitalarias.

Entonces, ¿qué podemos hacer para evitar un consumo desmedido de plástico? Estas son algunos consejos:

🍽️  Greenpeace recomienda lavar y utilizar –en la medida de lo posible– objetos propios como botellas, bolsas de tela y envases. Por ahora, mucha gente opta por bolsas de usar y tirar en lugar de bolsas reutilizables por miedo a que estas se hayan podido contaminar.

😷  Utiliza cubrebocas y guantes de tela que puedan lavarse una vez que los uses.

🧻  Según Greenpeace, el uso de toallitas desinfectantes incrementó hasta en un 49% durante las primeras semanas de confinamiento. Por eso, recomiendan no usarlas en exceso y mucho menos tirarlas por el inodoro, ya que, además de producir atascos, pueden terminar en ríos y mares.

♻️ Si tienes tu negocio cuenta con servicio a domicilio, utiliza empaques biodegradables para enviar tu producto.

Si utilizas un cubrebocas reutilizable, toma en cuenta que para lavarlo, es necesario verificar el tipo de tela del que está fabricado para poder lavarse a la temperatura más alta permitida, con lo que se garantiza que el virus no se mantenga sobre este. Posteriormente, solo se debe poner a hervir.

Lee también: Cubrebocas caseros: qué material usar y cómo fabricarlos

En caso de que debas usar cubrebocas de un solo uso, deséchalo de forma segura, de modo que no represente un foco de infección.

Por ejemplo, rocía agua con cloro sobre él y destrúyelo, si utilizas tijeras, limpia con cloro al finalizar. Pon los restos en una bolsa de basura y vuelve a rociar con agua y cloro; coloca un distintivo rojo para que el personal de recolección identifique claramente la bolsa y tome las medidas de precaución pertinentes.

 

 

--
POB/LFJ