La participación de niños o adolescentes en actividades que atentan contra su salud y su desarrollo personal, o interfieren con su escolarización, se considera trabajo infantil, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo.

Aunque no todas la tareas realizadas por los niños se clasifican como trabajo infantil y de manera negativa. La explotación infantil muchas veces se considera lo mismo, pero no lo es exactamente. Según la Organización Educo, esta es el trabajo que realizan los niños en el marco de un sistema de producción, y supone la violación de derechos de niñas y niños.

Gráfico que muestra el trabajo infantil en México
Razones por las que los infantes trabajan.

Cantidad de niñas y niños trabajando

De acuerdo con datos actualizados hasta 2015 de la organización World Vision México, en el mundo, aproximadamente 168 millones de niñas y niños se encuentran trabajando y se estima que 7.85 millones de ellos están en empleos peligrosos.

En México hay alrededor de 3 millones de infantes que trabajan. Por ello, según datos actuales de World Vision México, nuestro país se encuentra en el segundo lugar con mayor trabajo infantil en Latinoamérica, después de Brasil y antes de Perú.

¿En qué trabajan?

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los infantes que trabajan en México, lo hacen principalmente en actividades agrícolas, ganaderas, forestales, de caza y pesca, en la minería, en la construcción y siendo comerciantes.

Gráfico que muestra el trabajo infantil en México
¿En qué trabajan los niños en México?

En las formas más extremas del trabajo infantil, los infantes son separados de sus familias, sometidos a esclavitud y expuestos a peligros o enfermedades.

Legalidad del trabajo infantil

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el artículo 123, prohíbe el trabajo a personas debajo de los 15 años de edad, y establece una jornada de 6 horas diarias máximo para los que tienen entre 15 y 16 años.

Según el artículo 174 de la Ley Federal del Trabajo, los mayores de 15 y menores de 18 años, deberán obtener un certificado médico que acredite su aptitud para el trabajo y someterse a exámenes médicos que periódicamente se piden, para poder trabajar.

El artículo 175 de la misma ley, prohíbe que los menores de 18 años trabajen en establecimientos no industriales después de las diez de la noche, en expendios de bebidas embriagantes, en trabajos susceptibles de afectar su moralidad o buenas costumbres y en labores peligrosas o insalubres.

Efectos negativos en los niños y niñas

Trabajo infantil en México
Foto: Agencia Enfoque

El trabajo infantil, su grado de dificultad y las condiciones en las que se realiza, desarrollan diferentes tipos de problemas en los niños y las niñas. De acuerdo con la organización Humanium, algunos de estos problemas son el envejecimiento prematuro, la desnutrición, la depresión y la drogadicción.

Muchos de los infantes que laboran, no tienen la oportunidad de recibir una educación normal o buena. De tal forma que, crecen siendo personas analfabetas y con escasas posibilidades de tener una vida profesional.

Además, mientras trabajan pueden llegar a sufrir violencia física, mental o sexual, pues los empleadores les exigen demasiado, los tratan sin respeto y ejercen control absoluto sobre ellos. Muchos de esos empleos no son honestos, ya que si lo fueran, no aceptarían infantes.

 

 

--
POB/JCSD