X

Aprende a controlar las compras compulsivas por internet

Durante estas épocas, las compras por internet aumentaron debido a que se priorizaron ante las compras presenciales en establecimientos, sin embargo con ello también se acrecentó la venta de productos innecesarios, debido a las compras compulsivas. Aquí, te daremos tips para no caer en ello y cuidar tu economía.

Si bien, el permanecer bajo confinamiento redujo algunos gastos como de transporte y de gastos ‘hormiga’, como el café que te encuentras camino al trabajo, entre otros, ahora las personas comenzaron a invertir en productos que no necesitan realmente.

El síndrome FOMO

De acuerdo a la consultora KantarWorldPanel, México es el país que más sumó compradores y quintuplicó su penetración en el canal del comercio en Latinoamérica, derivado a la cuarentena. Es decir que, las compras por internet crecieron en un 500% entre los mexicanos.

Foto: KantarWorldPanel

En ese sentido, Vanessa Herrera, del Instituto Nacional de Salud Mental de Perú (INSM), atribuye este irracional comportamiento en medio de la pandemia al síndrome FOMO (por sus siglas en inglés: Fear of missing out. O en español: Temor de perderse algo).

Este trastorno se caracteriza por el temor a la exclusión social, es decir, de esa sensación amarga de sentir que nos estamos perdiendo algo de lo que otros están disfrutando. Y se debe a estar continuamente conectados a la red.

¿Cómo controlar las compras compulsivas?

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) menciona en su sitio web que es común sentirnos atraídos por artículo o servicios llamativos e innecesarios en nuestras vidas, por lo que procedemos a realizar el gasto sin antes reflexionar.

Debido a lo anterior, recomienda:

1 Analiza: Antes de realizar la compra pregúntate si es algo indispensable o importante, e incluso recuerda si estando sin este lo necesitas o no. Esto puede ayudar a valorar si realmente es necesario adquirirlo.

2 Valora el costo: Otra manera de racionalizar nuestras compras es calculando el consto en horas de trabajo. ¿Trabajas 15 días sólo para tener ese producto? Este método es muy efectivo, sobre todo cuando se trata de productos costosos.

3 Recuerda que tu felicidad no depende de un producto: Si estás deprimido, frustrado o aburrido, comprar impulsivamente parece ser una táctica efectiva para sentirse mejor. Pero después de la compra, los estados de ánimo no son tal cual positivos.

4 Define reglas: Intenta ponerte limites como evitar realizar compras cuando tienes hambre, te sientas cansado, triste o estresado, puesto a que serás más propenso a comprar cosas innecesarias.

5 Define tus prioridades: Es recomendable hacer una lista de productos que sí son indispensables en tu día a día, para evitar salirte de esta.

6 Utiliza el 'congelador mental': Cuando sientas el impulso de comprar algo a la brevedad, espera 10 minutos. Así tendrás un espacio de separación temporal que le da más poder al sistema de auto-control del cerebro.

7 La pregunta del millón:
Respóndete, ¿de verdad lo necesito?

 

__

POB/KPM