El Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica asevera que los termómetros infrarrojos no son dañinos para la salud, como circuló entre usuarios en redes sociales durante los últimos días, ya que es un instrumento basado en sensores térmicos que no emiten radiación y solo captura la que emite el cuerpo humano.

Entre las medidas se seguridad que se utilizan hoy en día, debido a la contingencia sanitaria, se encuentra la toma de temperatura con termómetros infrarrojos en sitios como supermercados, restaurantes (en estados donde ya está permitido el acceso a comensales), entre otros, tras lo que en redes sociales circuló la falsa información de que ‘mataban a las neuronas’, y demás comentarios.

Ante esto, el Dr. Francisco Javier Renero Carrillo, investigador de la Coordinación de Óptica y del área de Ciencias Biomédicas y Director de Formación Académica del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, comentó que es completamente falsa tal información y que estos se pueden usar sin ningún problema.

Asimismo, sobre la luz roja que se prende, aclaró que no se trata de un láser, sino de luz visible que proviene de un diodo emisor de luz, un LED de muy baja potencia, y su única función es apuntar el blanco donde quiero medir la temperatura, que tampoco causa daños a la salud.

En ese sentido, recalcó que para usarlos, es importante colocar el termómetro lo más derecho o perpendicular al cuerpo, a una distancia de entre 15 y 20 centímetros, a la altura de la frente o el cuello; ya que son las mejores regiones para medir la temperatura.

 

__

POB/KPM