El Gobierno federal presentó una iniciativa para reformar el sistema de pensiones para aumentar el dinero que los trabajadores recibirán al jubilarse.

Al presentar el proyecto, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, opinó la reforma de 1997 “quedó corta” y si no se corrige los trabajadores “recibirán menos de la mitad de su salario y esto se iría agravando con el tiempo”.

Según la Secretaría de Hacienda, el actual Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) contiene deficiencias debido al bajo nivel de aportaciones lo que ocasiona tasas de reemplazo insuficientes.

Explicó que, actualmente, la pensión garantizada se otorga con 1,250 semanas de cotización, impidiendo a la gran mayoría de los trabajadores el acceso a este beneficio, esto bajo un contexto de alto nivel de informalidad.

La naturaleza tripartita de las aportaciones, dificulta el ajuste para elevar la pensión. En el SAR aportan: trabajador, empresario y Gobierno.

Aquí te presentamos los puntos sobresalientes del proyecto que tendrá colaboración entre gobierno, sector empresarial y trabajador:

1. La reforma tiene como objetivo aumentar la pensión un 40% en promedio, alcanzando hasta 103% para trabajadores con un ingreso de 1 salario mínimo y un 54% para trabajadores con un ingreso de 5 salarios mínimos.

2. Se plantea la reducción de 1,250 a 750 de las semanas obligatorias para obtener una pensión garantizada; es decir, bajará de 25 a 15 años de trabajo. También, se propone un crecimiento gradual y posterior para alcanzar las 1,000 semanas.

3. Arturo Herrera, secretario de Hacienda, explicó que, para lograrlo, se aumentará la aportación patronal –en un lapso de ocho años– de 5.15% a 13.87%.

Reforma al Sistema del Ahorro para el Retiro
Imagen: Presidencia de la República

4. La aportación del Gobierno se transformará en una Cuota Social. Mientras que la aportación de los trabajadores y que va para un fondo de ahorro, no se modifica.

La iniciativa también incluye que las comisiones cobradas por las Afore se reduzcan gradualmente, esto para que esos costos sigan estándares internacionales. En 2020, ese pago fue menor a 1%.

Esta propuesta será discutida en el Congreso de la Unión en el mes de septiembre, cuando se reanuden los trabajos legislativos.

 

 

--
POB/LFJ