En el tercer periodo ordinario del Congreso local, la diputada Rocío García Olmedo presentó una iniciativa para tener en Puebla servicios de interrupción legal y gratuita del embarazo, educación sexual y abastecimiento de métodos anticonceptivos a grupos vulnerables.

Lo anterior, como parte de la Ley Estatal de Salud, que pretende garantizar una salud sexual y reproductiva, lo cual beneficiaría a poblanas, migrantes y de la comunidad LGBTTTI.

En el caso de la interrupción del embarazo, la legisladora refiere que las instituciones de salud podrán realizarlo desde la concepción y hasta la décimo segunda semana de gestación.

Asimismo, las instituciones de salud tendrán que proporcionar servicios de consejería médica y social, con información veraz y oportuna de otras opciones para las mujeres, y no solo del aborto; ente los que se encuentran los programas sociales de apoyo, la adopción, entre otros.

La decisión de incluir esto en su iniciativa, argumenta que fue porque en Puebla han incrementado los casos de embarazo adolescente, ya que tan solo en 2016 se registraron más de 22 mil 976 nacimientos, asimismo el estado se encuentra entre los ocho con más muertes por embarazo adolescente.

Aunado a lo anterior, García Olmedo propone que el estado debe garantizar una educación sexual, salud sexual, reproductiva y de planificación familiar a toda la población, ya que en la actual ley la Secretaría de Salud solo se compromete a la educación para planificación familiar.

 

__

POB/KPM