La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) aseguró que, la emergencia sanitaria declarada el 30 de marzo para combatir la propagación del coronavirus, ha reducido las emisiones contaminantes a la atmósfera al provocar una reducción del tráfico vehicular en los estados que la integran.

Según la CAMe, por el confinamiento, el tráfico vehicular se redujo hasta en un 60% entre los estados, comparada con el 2019. Y no se cumplió el pronóstico que indicaba que, durante esta temporada, la Megalópolis esperaba hasta siete contingencias ambientales, debido a las altas temperaturas y radiación solar.

El escenario de la Megalópolis se ve replicado en Puebla, que con el confinamiento y los decretos para restringir la movilidad, tuvo una baja de emisiones entre 34 y 38% respecto al año pasado, según informó la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial.

Sin embargo, el Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire (SINAICA) reporta que, de las cinco estaciones de monitoreo, solo dos proporcionan datos sobre las emisiones contaminantes.

Lee también: Mala calidad del aire puede agravar casos de contagio por COVID

Las estaciones de Agua Santa y Universidad Tecnológica de Puebla (UTP), reportan una calidad del aire “buena” y “aceptable” respectivamente.

Mientras que las estaciones de Las Ninfas, BINE y Velódromo, no se reportan datos, al menos en las últimas 24 horas.

Sobre el monitoreo, la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial anunció la incorporaron seis equipos analizadores de calidad del aire que estarán en las estaciones Ninfas y UTP.

Lee también: Polvo, hollín y ceniza, eso se respira en Puebla

Según la dependencia, estos equipos harán mediciones de:

  • Monóxido de carbono
  • Óxidos de nitrógeno
  • Bióxido de azufre
  • Ozono
  • Partículas menores a 10 micras (polvo de calles y carreteras y contaminación generada por vehículos)
  • Partículas menores a 2.5 micras (detectables solamente con un microscopio electrónico).

Estas seis estaciones de monitoreo cubrirán la zona metropolitana de Puebla y abarcan San Pedro y San Andrés Cholula, Coronango, Cuautlancingo, Amozoc y la capital.

 

 

 

--
POB/LFJ