Fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo entre la Secretaría de Economía, Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) para establecer el 1 de octubre la entrada en vigor de la NOM-051 que establece el etiquetado frontal nutricional.

Además, se estableció que, del 1 de octubre al 30 de noviembre de 2020, no habrá sanciones en la comercialización de productos que no exhiban el sistema de etiquetado frontal de advertencia, sellos y leyendas, de la Modificación. “Este lapso servirá, sobre todo, para comercializar aquellos productos que tardan más tiempo en ser vendidos”, señaló Profeco.

Leer también: La importancia del etiquetado claro

Desde ahora, en los establecimientos coexistirán productos con el nuevo etiquetado y los consumidores podrán ver de manera clara y sencilla si los productos contienen exceso de azúcares, sodio, grasas o calorías y así como edulcorantes o cafeína.

Las sanciones se presentarán después del 30 de noviembre para todos los productos que no cuenten con sellos de advertencia, octágonos negros y leyendas precautorias.

De acuerdo con Mariana Curiel, fundadora de la Asociación Mexicana de Etiquetado, la autoridad puede multar hasta con 9 millones de pesos, clausurar parcial o totalmente instalaciones, decomisar productos o arrestar a los representantes legales de los establecimientos.

Poblanerías realizó un recorrido por tiendas y supermercados para verificar si ya hay productos con nuevo etiquetado y encontró que por ahora, no hay gran variedad que advierta sobre su contenido; solo algunos productos de botana como cacahuates, señalan ser “alto en sodio” y tener un “exceso de calorías”.

 

 

--
POB/LFJ