La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alertó a los usuarios sobre el jarabe de maíz de alta fructosa, que está presente en alimentos procesados, por ser dañino para la salud. Se recomienda evitar dichos productos o no consumirlos en exceso. 

El jarabe de maíz de alta fructosa se obtiene mediante el proceso de enzimas de jarabes de glucosa para convertirlo, en parte, de azúcar a fructosa, lo que aumenta el dulzor. Este jarabe se encuentra en productos procesados como lo son las papas fritas, bebidas azucaradas (refrescos, jugos, etc.), galletas, pan de caja, yogurt, cereales, salsa catsup, miel para bebé, entre otros. 

Según la Profeco, el azúcar se ha sustituido por jarabe de maíz de alta fructosa en algunos productos comerciales, ya que es más dulce y ayuda a reducir costos en la producción y les da más tiempo de vida. Se recomienda leer las etiquetas de todos los artículos que se adquieren, para estar bien informados acerca de su contenido.

La Profeco alertó que el consumo del jarabe de maíz de alta fructosa es dañino y puede tener efectos negativos sobre la salud y causar enfermedades como: 


publicidad puebla
 
  • Obesidad/Sobrepeso
  • Diabetes
  • Enfermedades cardiovasculares

 

__

POB/KPM